PUEBLA, 2 de marzo.- Puebla aprovechó un error bajo los tres palos de Querétaro para derrotarlo por la mínima diferencia, 1-0 en partido intenso, pero con poca calidad futbolística, correspondiente a la fecha nueve del Torneo Clausura 2014, disputado en el estadio Cuauhtémoc.

La única anotación del encuentro fue obra del estadunidense DaMarcus Beasley, al minuto 52, con lo que su equipo llegó a diez unidades, en tanto que los Gallos Blancos se quedaron con la misma cantidad de puntos.

Una clara muestra de dos equipos que quieren, pero tienen un plantel que no les permite ser espectaculares, únicamente competitivos ante rivales de su mismo nivel, fue este juego que se definió gracias a otro grave error del portero Édgar Hernández, el tercero de manera consecutiva para los queretanos.

Fue evidente que hay problemas extracancha en estos Gallos Blancos, la falta de pagos, más allá de su profesionalismo, no permiten que los jugadores se concentren de manera total ante un rival herido, que llegaba de una goleada de 8-0 en la Copa MX, que tampoco fue mejor en la cancha, pero sacaron provecho de una falla bajo los tres palos.

El panorama no fue nada sencillo para los de casa, que vieron como en los primeros 45 minutos tuvieron que hacer dos cambios obligados ante las lesiones del argentino Matías Alustiza y de Carlos Guzmán, quienes fueron sustituidos por Alan Zamora y el estadunidense DaMarcus Beasley, quien pasó a jugar un papel importante en el rumbo de las acciones.

Tras unos primeros 45 minutos poco atractivos, el marcador finalmente se movió en el inicio del complemento, en una jugada en la que el colombiano Carlos Sánchez por derecha mandó un centro a sector contrario a la llegada de DaMarcus, quien conectó un cabezazo que no llevaba mucho; sin embargo, Hernández atacó mal y se le escabulló para el 1-0, al 52.

Con muy poco al frente, la visita estuvo cerca del empate en un disparo muy lejano que no llevaba nada; sin embargo, el portero Jorge Villalpando rechazó con las dos manos el balón que pegó en el poste para regresar a sus brazos.

En la recta final, los pupilos de Ignacio Ambriz se fueron al frente en pos del empate, y pese a que los poblanos se quedaron con diez hombres por la expulsión de Alan Zamora en tiempo de compensación, soportaron bien los embates del rival para conseguir su primera victoria del certamen ante su gente.

El arbitraje estuvo a cargo de José Alfredo Peñaloza, expulsó por doble amarilla a Alan Zamora (92), además de amonestar al estadunidense DaMarcus Beasley (92) por los de casa. Roberto Juárez (24), Gerardo Espinoza (59) e Isaac Romo (74) vieron cartón preventivo por la visita.

cmb