CIUDAD DE MÉXICO, 1 de marzo.- El nayarita Gustavo Ayón sufrió un nuevo golpe a su ilusión de trascender en la NBA. Ayer fue sometido a una cirugía en el hombro derecho que lo obligará a reposar el resto de la campaña.

La aventura del delantero mexicano tiene un nuevo capítulo de incertidumbre, algo que se ha vuelto una constante para el mejor jugador tricolor de la actualidad los más recientes dos años.

Esta campaña, la primera con los Halcones de Atlanta, Ayón apenas ha participado en 26 encuentros. Durante la pretemporada se lesionó el hombro, lo que hizo que se perdiera los primeros siete juegos de la campaña regular.

Las dolencias en el hombro se hicieron una constante y en diciembre no pudo estar en nueve juegos y en enero en siete. Cuando parecía que estaba recuperado tras ligar 10 partidos desde finales de enero y el comienzo de febrero, el 18 de febrero sólo jugó siete minutos. Ése fue su último partido luego de que la molestia en el hombro se recrudeció al grado de que ayer fue sometido a cirugía.

El devenir de Ayón en la NBA es incierto al estar en su último año bajo contrato. La campaña pasada las lesiones minaron su rendimiento luego de que fue cambiado de Nueva Orleans a Orlando. El Magic luego lo mandó a Milwaukee, donde no tuvo muchas oportunidades de jugar y fue dado de baja al finalizar la campaña 2012-2013.

Los Halcones apostaron por el mexicano durante la agencia libre y asumieron el pago de su último año de contrato por 1.5 millones de dólares.

Después de tener una campaña debut con Nueva Orleans con 54 partidos, 24 de titular, y promedios de 5.9 y 4.9 rebotes, el exjugador del Fuenlabrada de la Liga Española vivió una complicada campaña con el Magic y los Bucks.

Atlanta reforzó su cuadro alto con la llegada de Ayón, quien luego de firmar con los Halcones fue la pieza clave con la que la Selección Mexicana de Basquetbol clasificó por primera ocasión en 40 años a un Mundial al llevar a la escuadra tricolor al título del Torneo de las Américas realizado en Venezuela.

Ayón acaparó reflectores con el conjunto mexicano y fue nombrado el Jugador Más Valioso del torneo continental.

Después de su operación de ayer, su participación en el Mundial de España, del 30 de agosto al 14 de septiembre, está en duda debido a la rehabilitación que necesitará, lo que deja las aspiraciones mexicanas en tinieblas al no contar con el mejor jugador que ha tenido los últimos años.

Con Ayón fuera de acción, al igual que el centro dominicano Al Horford y el delantero Pero Antic, de Macedonia, los Halcones afrontarán el último tramo de la fase regular disminuidos en su cuadro alto. Actualmente están en la octava posición de la Conferencia Este en la pelea por clasificar a postemporada.

Para Ayón queda un escenario sin futuro claro en la liga al estar en el último año bajo contrato y con el Mundial de España lejos de su panorama competitivo por la rehabilitación que requiere. El único mexicano en la NBA pasa un periodo de incertidumbre.