CIUDAD DE MÉXICO, 1 de marzo.- Los Gallos Blancos del Querétaro atraviesan por una problemática que podría desembocar en la desafiliación del equipo.

El procurador general de la República, Jesús Murillo Karam, dio a conocer que se procederá penalmente contra la empresa Oceanografía, propiedad de Amado Yáñez, dueño de Gallos y Delfines de Ciudad del Carmen que juegan en el Ascenso MX.

La empresa está intervenida por un fraude de 585 millones de dólares, por lo que en las próximas horas se procedería a la orden de aprehensión contra Amado Yáñez.

Se informó que hasta el momento se han congelado los bienes de esta empresa, entre los que se incluyen: Querétaro y Delfines, y todo parece indicar que  la situación es irreversible.

La única explicación que le han dado a los jugadores, que bajo el auspicio de Amado Yáñez consiguieron la liguilla el torneo anterior, es que el club Gallos Blancos no pertenece a la empresa Oceanografía, por lo que  estaría desvinculada del asunto en cuanto se terminen las investigaciones.

Hasta el anuncio de la Procuraduría General de la República, se le adeudaba a los elementos de la plantilla un mes de sueldo y su director deportivo, Claudio Suárez, esperaba que se resolviera esta incertidumbre antes del partido contra Puebla, pero todo resultó peor para ellos.

Jugadores como Yasser Corona, recalcaron que aunque no es la mejor forma de dar resultados y trabajar a diario teniendo tan funestas noticias, esto no puede ser pretexto para lo que viene en la cancha.

“Hay problemas, pero nosotros tenemos los propios. Hay un partido en puerta y debemos afrontarlo con la mayor exigencia y profesionalismo. En el club nos han dicho que estemos tranquilos, porque todo se solucionará pero por lo mientras lo que nos corresponde es estar a muerte con el proyecto, jugar, ganar y hacer nuestra parte para mejorar las cosas”, explicó.

A pesar del endeudamiento con ellos, Corona asegura que la inconformidad no es superior al deseo de hacer bien las cosas en el terreno de juego.

Ayer, tras conocerse la noticia del embargo a su empresa Oceanografía, el dueño de los Gallos, Amado Yáñez, cerró sus cuentas en las redes sociales.

Cuatro meses atrás, el mismo Yáñez había manifestado el  deseo de comprar al Alcorcón de la Segunda División española que está tasado en 13 millones de dólares, y aunque hizo dos viajes a España, jamás lo concretó.

Aquí en México, el Querétaro tiene un costo de 28 millones 879 mil dólares en la Liga MX, mientras que su otro equipo, Delfines de Ciudad del Carmen, es el más costoso de la Liga de Ascenso al  determinar su costo en 16 millones de dólares.

Antes del inicio de cada ciclo futbolístico, es decir, a punto de arrancar los torneos de Apertura, cada equipo está obligado a dar una fianza de cinco millones de pesos para cualquier anomalía.