Andy Murray, primera vez en Acapulco

El escocés Andy Murray estará presente por primera vez en su carrera en las canchas del Abierto Mexicano de Tenis, que para esta edición se jugará sobre superficie dura. Pero a finales de septiembre, el británico, campeón de Wimbledon, fue intervenido quirúrgicamente de la espalda para quitarle las molestias que arrastraba desde la temporada del 2011. Éstas volvieron a presentarse en el Masters 1000 de Roma del año pasado, torneo del que optó por retirarse para estar lo mejor posible de cara a la temporada sobre pasto.

En 2013, Murray ganó el Abierto de Queens y, posteriormente, se coronó en la catedral del tenis en el mundo, por lo que el tiempo le dio la razón y la maldición de los británicos en Wimbledon quedó atrás.

Lesión de muñeca obliga a parar a Del Potro

Justo cuando su carrera comenzaba a tomar un punto que muchos expertos llegaron a pronosticar, que en poco tiempo brincaría a la cima del ranking de la ATP, el argentino Juan Martín del Potro, quien jugó en 2006 en el Abierto Mexicano de Tenis, sufrió de una lesión de muñeca que lo obligó a parar durante casi un año.

En septiembre de 2009, el de Tandil derrotó en la final del Abierto de Estados Unidos al suizo Roger Federer, lo que le ayudó a dar el brinco que lo metió entre los primeros cuatro del mundo.

Sin embargo, la lesión y posterior cirugía de muñeca derecha en el tendón cubital del extensor carpiano, detuvo el gran paso de Del Potro, quien desde entonces no ha vuelto a ganar un torneo de Grand Slam. 

Nadal, víctima de lesiones

A lo largo de su carrera profesional, el español Rafael Nadal, campeón del Abierto Mexicano  en 2005 y 2013, ha sido víctima constante de las lesiones, lo que hacen presagiar que el de Manacor no tendrá una carrera en el deporte blanco tan larga como la de Jimmy Connors, André Agassi o el mismo Roger Federer.

En 2008 una tendinitis, primero en el cuádriceps, y posteriormente en ambas rodillas, obligaron a Nadal a parar un buen rato, lo que le costó perder el número uno del mundo.

En 2012 Rafa se detuvo durante siete meses por una lesión en el tendón rotuliano de la rodilla izquierda, y hace unas semanas perdió la final del Abierto de Australia ante Wawrinka, en parte por una molestia en la espalda.

Federer, una excepción

Los jugadores de tenis, como cualquier deportista en otras disciplinas, son víctimas constantes de las lesiones que los obligan a detenerse para la recuperación adecuada.

La gran mayoría de tenistas han tenido que desistir de seguir jugando varios torneos a lo largo de su carrera, aunque casi como todo en la vida, siempre hay una excepción.

Desde que en 1999 el suizo Roger Federer se convirtió en tenista profesional, las lesiones lo han respetado y es el único en la historia en tener más de mil partidos, mil 148 para ser exactos, en los que nunca ha dejado un partido sin completar a causa de una lesión.

Sólo dos abandonos en finales del Grand Slam

Desde 1968, cuando empezó la era profesional del tenis, solamente dos finales de un torneo de Grand Slam se definieron por abandono de unos de los dos contendientes. Ambos casos se dieron en el Abierto de Australia, el cual se juega con altas temperaturas en el verano austral.

En la final varonil de 1990, el checo Ivan Lendl, superaba 4-6, 7-5 y 5-2 a Stefan Edberg cuando el sueco decidió retirarse debido a calambres abdominales.

En la final femenil de 2006, Amélie Mauresmo superaba fácilmente a Justine Henin por 6-1 y 2-0 cuando Henin, también por molestias estomacales, se retiró del partido.