CIUDAD DE MÉXICO, 27 de febrero.- En un partido de futbol soccer se dieron varios factores para que se hiciera presente el juego limpio.

Lo que parecía una devolución del balón al rival terminó con accidental gol, que provocó el enojo de varios jugadores.

Después de unos instantes y de analizar la situación, el “Fair Play” se hizo presente. Cuando el equipo que había anotado dejó meter un gol a su rival para emparejar el marcador.

Los aficionados aplaudieron la acción.

Esto sucedió entre el Dinamo Tbilisi y el Sioni Bolnisi del futbol de Georgia. Al final, los primeros se impusieron por 2-1.

ald