CIUDAD DE MÉXICO, 26 de febrero.- El polista mexicano Carlos Gracida falleció ayer, a los 53 años, luego de una caída mientras jugaba este deporte en Florida, Estados Unidos.

El accidente sucedió por la mañana, mientras jugaba en el torneo de Wellington, y fue trasladado al Delray Medical Center, donde falleció por la noche.

El percance se produjo cuando uno de los jugadores golpeó al caballo de Gracida, lo que provocó que cayera el polista mexicano, que en el movimiento se golpeó la cabeza y quedó inconsciente. El daño fue irreversible.

La familia Gracida, con Carlos como uno de sus pilares, se encargó de poner al polo mexicano en el escenario mundial, comparado con países tradicionales como Argentina y Gran Bretaña.

El originario de la Ciudad de México ganó en nueve ocasiones el US Open, jugó para los clubes de mayor prestigio mundial, se coronó en cinco ocasiones en el Abierto de Argentina y cinco veces más fue nombrado el mejor jugador del año.

Gracida, quien además ganó en 10 ocasiones el British Open, jugaba actualmente para el club Santa Clara.

En el hospital, Carlos Gracida estuvo acompañado por sus hijos, Carlos y Mariano, además de su hermano Guillermo, con quien sentó la historia protagonica del polo en México.

Aunque nació en la Ciudad de México, vivió por más de 25 años en Wellington, y desde 2012 era parte del Salón de la Fama de este deporte.