ACAPULCO, 26 de febrero.- El británico Andy Murray ganó en su partido de debut en el Abierto Mexicano de Tenis, pero primero le dio un buen susto a la afición y a Mextenis, aunque se recuperó de los nervios iniciales y terminó por derrotar a un aguerrido Pablo Andújar, quien metió en serios problemas al campeón de Wimbledon.

En un partido de dos horas, Murray, segundo favorito en el torneo guerrerense, superó por 3-6, 6-1 y 6-2 a Andújar, 34 del ranking de la ATP.

El encuentro inició con un británico completamente desencanchado y cometiendo una cantidad inusual de errores no forzados, que le dieron una ventaja de 5-0 a Andújar luego de lograr dos quiebres en el saque de su rival.

Murray recuperó uno de esos dos rompimientos, pero no fue suficiente y ante la sorpresa de unos siete mil aficionados perdió el primer set.

La segunda manga mostró una cara totalmente distinta, con un Murray que subió en intensidad y precisión, mientras que Andújar no supo soportar la presión del tenis del británico, quien lució su mejor tenis.

Murray se llevó fácilmente el segundo set, y en el tercero y decisivo el partido lucía parejo hasta que el quinto game logró el primero de dos quiebres en el set, que fueron definitivos para avanzar a la segunda ronda ante la celebración de una inmensa mayoría de los aficionados en el estadio Pegaso.

En segunda ronda, el escocés enfrentará al portugués Joao Sousa, 44 de la ATP, quien superó por 1-6, 6-2 y 6-2 al francés Adrian Mannarinot.

Se despiden los mexicanos

Los únicos dos mexicanos que faltaban por jugar en singles quedaron eliminados. La potosina Marcela Zacarías se fue en 51 minutos al perder 0-6 y 1-6 ante la alemana Julia Goerges, mientras que el tapatío Miguel Reyes-Varela, también sucumbió en sets seguidos contra el chipriota Marcos Baghdatis, por 2-6 y 4-6, en 72 minutos de partido.