LONDRES, 25 de febrero.- El seleccionador de Inglaterra, Roy Hodgson, se plantea contratar a un psicólogo para que ayude a su equipo en el Mundial de Brasil a lidiar con la presión de las tandas de penales, uno de los puntos débiles históricos del conjunto de los Tres Leones, según recogen hoy los medios británicos.

Inglaterra ha caído eliminada en los penaltis en seis ocasiones desde 1990 en torneos internacionales, la última en la Eurocopa de Polonia y Ucrania, donde los ingleses quedaron fuera de las semifinales al fallar tres de los cinco tiros decisivos desde los 11 metros ante Italia, precisamente su primer rival en Brasil 2014.

Antes, Inglaterra había caído también en la serie de penales ante Alemania, en las semifinales del Mundial de 1990 y también en las semifinales de la Eurocopa de 1996; ante Argentina, en los cuartos de final de Francia 1998, y frente a Portugal, en los cuartos de la Eurocopa de 2004 y en los del Mundial de 2006.

La única ocasión en las últimas décadas en la que Inglaterra se impuso desde los 11 metros tras cerrar en empate los 90 minutos fue en 1996, contra España, en la antepenúltima eliminatoria de la Eurocopa que los ingleses disputaron en casa.

Es una cuestión del carácter de los jugadores, de su confianza y su capacidad para dejar de pensar en los titulares en la prensa al día siguiente", señaló Hodgson a la cadena británica "Sky News". Subrayó que "si un psicólogo puede encontrar el modo de bloquear todo eso" se sentiría "muy, muy feliz".

El seleccionador de Inglaterra admitió que tiene a sus órdenes "algunos lanzadores de penales con mucha confianza" y otros con "menos".

"A veces nos olvidamos lo importantes que son estos campeonatos. Son ocasiones únicas. No tienes muchas oportunidades en ellos y en cambio hay mucho tiempo para arrepentirse si no logras sacar tu mejor tiro", reflexionó el ex entrenador del Liverpool y el West Bromwich.

Hodgson adelantó además que ha pedido al galés Dave Brailsford, director técnico de la Federación Británica de Ciclismo, que ofrezca una charla ante sus jugadores antes de partir hacia el Mundial de Brasil.

"El mundo está lleno de jugadores que miran atrás, hacia los torneos que han disputado, y piensan 'ojalá hubiera hecho algo más, ojalá me hubiera concentrado un poco más'. Quizás Brailsford puede inculcarles algo de eso", señaló el preparador inglés.

Inglaterra se medirá en el Grupo D de Brasil 2014 a otros dos campeones mundiales, Uruguay e Italia, y a Costa Rica.

Los de Hodgson disputarán su primer encuentro de la fase de grupos el 14 de junio ante los italianos, en la ciudad amazónica de Manaus, donde viajarán dos días antes de la cita para aclimatarse a las altas temperaturas y la humedad que se esperan en ese escenario.

ald