ACAPULCO, 25 de febrero.- La jugadora de mayor edad en la WTA, la japonesa Kimiko Date-Krumm, de 42 años de edad, avanzó a la segunda ronda del Abierto Mexicano de Tenis al superar a la suiza y séptima en la siembra, Stefanie Voegele.

Date-Krum, 95 del mundo, superó a su rival por 3-6, 7-6 (7/5) y 6-4 en dos horas y 33 minutos, a una rival 19 años menor que ella, y quien nació cuando la japonesa ya tenía dos temporadas jugando al tenis de manera profesional.

La nipona puso de pie a los asistentes a su partido en la cancha 2 del complejo Mextenis sobre todo cuando en el segundo set tuvo 4-5 y el saque de su rival, pero supo recuperarse e igualar 5-5, para posteriormente llegar a la muerte súbita y alargar el partido a tres mangas.

La disciplina y la paciencia de Date-Krumm quedó nuevamente de manifiesto, ya que regresó de un 0-3 en el tercer parcial para llevarse el set y el partido.

Locales caen en cascada

Como suele suceder desde que el Abierto Mexicano de Tenis se mudó a Acapulco, varios jugadores locales cayeron sin poner mucha oposición en el primer día de actividades.

La ola de derrotas inició con la dupla de Victoria Rodríguez y Marcela Zacarías, quienes perdieron en contra de las alemanas Julia Goerges y Anna-Lena Groenefeld, quien fue campeona del torneo en singles y dobles en 2006, por parciales de 6-4 y 6-0.

Posteriormente Ana Sofía Sánchez cayó en contra de Marina Erakovic, de Nueva Zelanda, por  parciales 6-2 y 6-2, en un partido marcadamente desigual.

“En el primer set tuve varias oportunidades para ganar más juegos, pero no las aproveché y es mi primera vez en contra de una Top 100 y me faltó experiencia en partidos como éste”, aseguró Ana Sofía al hablar con los medios tras su derrota en primera ronda.