TOLUCA, 23 de febrero.- Con una anotación en los últimos instantes, Toluca consiguió un merecido triunfo por la mínima diferencia sobre Guadalajara, que tuvo en el portero Antonio Rodríguez a su mejor hombre, en partido de la fecha ocho del Torneo Clausura 2014 de la Liga MX.

La única anotación del encuentro celebrado en el estadio Nemesio Diez fue obra de Isaac Brizuela, al minuto 89, con lo que los mexiquenses llegaron a 19 unidades, en tanto que el "Rebaño Sagrado" se quedó con 12.

El mejor nivel futbolístico de los de casa les permitió ser superiores en la cancha, principalmente en el primer lapso, en el que generaron ocasiones suficientes para terminar con el cero en la pizarra, aunque el portero Antonio Rodríguez se convirtió en la figura con tres importantes intervenciones.

Los mexiquenses sabían que esta era una gran oportunidad para seguir a la caza de Cruz Azul, pero también para dar un golpe de autoridad sobre un rival que venía en ascenso y al que siempre viste derrotar, por ello no dudaron en tomar la iniciativa para pisar con fuerza el área del cuadro tapatío.

Esta presión no tuvo los dividendos que esperaba Toluca por culpa de Rodríguez, quien en dos salidas más que oportunas le robó el esférico al paraguayo Édgar Benítez, así como una gran atajada a disparo de Isaac Brizuela.

Chivas fue pobre al frente, sin embargo, cerca del descanso tuvo quizá la más clara en un centro por izquierda al área donde Jorge Enríquez sin marca alguna de frente al marco hizo un contacto deficiente con la cabeza para enviar su remate por encima, cuando tenía para batir a Alfredo Talavera.

El dominio "escarlata" se mantuvo para el complemento, pero ya sin tanta claridad al frente, sin que esto significara que Chivas hubiera mejorado mucho, ya que Rodríguez una vez más se convirtió en factor al salvar un gol hecho de Brizuela, al minuto 66.

José Luis Real buscó refrescar su parco aparato ofensivo, decidió ordenar los ingresos de José Ramírez y de Ángel Zaldívar, mientras que el paraguayo José Saturnino Cardozo hizo lo propio con el uruguayo Juan Manuel Salgueiro.

Cuando parecía que se iban sin que el marcador se moviera, el "Conejo" Brizuela pidió una última oportunidad al minuto 89 para tomar un balón en las afueras del área y prender un derechazo que pegó en el poste izquierdo antes de terminar en el fondo de las redes, para poner el 1-0.

Ya no hubo tiempo para más, Chivas nada pudo hacer para sufrir una derrota merecida por lo que se vio en la cancha, donde los mexiquenses fueron muy superiores para salir con este resultado.

cmb