CIUDAD DE MÉXICO, 23 de febrero.- Las Águilas del América comienzan a volar a pique con la derrota que obtuvieron el día de hoy en manos de los Pumas de la UNAM en el Estadio Azteca por 3-1, gracias a dos genialidades de Daniel Ludueña, un gol de Roberto Ramírez y las fallas del “Topo” Valenzuela y el “Maza” Rodríguez.

Con un “chanflazo” al minuto 8 y un cobro de tiro de libre al 67’, Ludueña firmó dos goles que ayudaron a los universitarios al conseguir su cuarta victoria y su  quinto partido sin perder.

Por su parte, el conjunto de Coapa hilvanó su cuarta derrota en lo que va del Torneo Clausura 2014. 

América empezó presionando con un disparo de larga distancia de Osvaldo Martínez,  apenas a los 3 minutos del encuentro, pero le faltó dirección a ese derechazo del paraguayo.

Después un saque de banda que Sambueza no pudo controlar, al minuto 8,  Javier Cortés se apoderó de esa pelota y a toda velocidad se perfiló al arco americanista y al llegar al área grande decidió tocar a un costado, en donde Ludueña controló el balón y metió un zurdazo con más colocación que fuerza, para que la bola terminara incrustándose en la portería defendida por Moisés Muñoz.

Después del gol, el partido fue de ida y vuelta aunque con poca peligrosidad de ambos equipos, con desbordes y centros que no clarificaban.

A los 20 minutos, Pumas comenzaba a tocar cómodamente en el terreno de juego, sin embargo los americanistas no dejaban avanzar a los felinos más allá de tres cuartos de cancha.

El reloj marcaba 26 minutos cuando una bola elevada al área de los Pumas fue bajada por Luis Gabriel Rey a la zona frente al arco y, tras no poder controlarla el “Topo” Valenzuela, Raúl Jiménez apareció para mandar el esférico al fondo y hacer explotar al Estadio Azteca.

Posterior al empate, la de gajos fue monopolizada por la escuadra local y tan sólo un minuto después de la anotación, “Osvaldito” Martínez sacó un disparo para probar al “Pikolín”, que se lanzó mientras veía como salía por un lado el envío del jugador americanista.

Al 35’, Sambueza llegó a línea de fondo y centró para Raúl Jiménez, que remató de gran manera al arco universitario pero el arquero tuvo una mejor reacción y rechazó apenas con el tobillo.

Luis Gabriel Rey tuvo el segundo para la causa local al 40’, cuando le quedó el balón botando frente al arco y estrelló su disparo en las piernas del guardameta Palacios.

En la siguiente jugada de los Pumas, Martín Bravo desbordó por el sector de la izquierda y centró a la llegada de Javier Cortés, que pudo impactar el balón a pesar de la salida de Muñoz y la marca de dos zagueros americanistas, sin embargo, no pudo darle una adecuada dirección a ese remate.

En tiempo cumplido, Sambueza avanzó velozmente por el centro del campo hacia la cabaña auriazul acompañado de Layún, que entraba solo por la pradera izquierda en donde recibió la bola de “Sambu” y disparo a portería con parte interna, intentando colgar el esférico en el ángulo, pero se fue por arriba de la portería.

Así, los equipos se fueron al descanso, con un partido entretenido y ligeramente inclinado a favor de la escuadra local.

El segundo tiempo aumentó en emociones. Apenas a los dos minutos de la segunda mitad, en un tiro de esquina a favor de los de Coapa, los empujones y jalones se hacían presentes en el área, pero Francisco Rodríguez perdió la cabeza y le dio un rodillazo al defensa Marco Antonio Palacios en la entrepierna, la cual exageró el universitario y el silbante, Marco Rodríguez, decidió expulsar al “Maza”. América se quedaba con 10 jugadores al inicio de la segunda mitad.

“Topo” Valenzuela pudo hacer que el América consiguiera ventaja en el tanteador, pero una pelota que le quedó frente a la portería la mando por arriba de la portería puma y dejaba ir una más de gol. Las fallas de Juan Carlos ya eran factor en el partido.

El encuentro había caído en un bache donde los equipos peleaban en media cancha por el balón pero ninguno de los dos tenía la firme intención de hacer daño a su contrincante.

Tuvo que llegar el minuto 67 para que de los pies de Daniel Ludueña saliera una genialidad. En un cobro de falta a la altura de la media luna, el argentino le metió la parte interna a ese balón para mandarlo al ángulo superior izquierdo de la meta americanista y, a pesar del salto de Paul Aguilar que alcanzó a rozar con la cabeza ese disparo, el segundo de los Pumas ya era una realidad.

Los azulcremas quisieron reaccionar con un disparo de Raúl Jiménez al 75’, pero el arquero Palacios se lanzó para desviar ese remate y mantuvo su arco con una sola perforación.

Tan sólo 60 segundos después, Ludueña tuvo para meter el tercero para la causa universitaria, al verse con un balón en el área de los anfitriones queriendo volver a colgar la bola en el ángulo, sin embargo, en esta ocasión no pudo hacerlo con fortuna y su intento salió desviado.

El partido entraba en la recta final y América mantenía la ilusión de conseguir el empate, pero no contaban con una falla más de Valenzuela. Después de un lejano rechace de Romagnoli desde la meta universitaria, Roberto Ramírez se encontró mano a mano con el “Topo”, que cubrió el balón para entregárselo a Muñoz en zona de seguridad, pero el canterano de los Pumas se avivó y le ganó en carrera al zaguero amarillo para sólo bombear a la salida del arquero y firmar el 3 – 1 a favor del cuadro visitante.

De esta manera Pumas continúa con su racha positiva al conseguir su cuarta victoria en el Torneo Clausura 2014 de la Liga MX y colaboró para que América mantenga el vuelo a ras de suelo con su cuarto descalabro en la competencia.

De manera momentánea, el equipo de la Universidad superó a las Águilas en la tabla, al ubicarse en la tercera posición con 14 puntos, dos más que los dirigidos por Antonio Mohammed que se establecen en el cuarto peldaño.

Para la siguiente fecha del actual torneo, América se mete al Tecnológico de Monterrey  para buscar retomar el rumbo y Pumas recibirá en su casa a los Tuzos del Pachuca.

fdr