SOCHI, 22 de febrero.- El esquiador mexicano, Hubertus von Hohenlohe, se mostró apenado por la caída que sufrió en la prueba de Slalom de los Juegos Olímpicos de Invierno Sochi 2014, debido a las condiciones de la pista que le impidieron concluir el descenso.

“Fue una pena que me caí. La pista fue complicada, el trazado con la combinación de la pista y la nieve, impidieron a los competidores tener un buen descenso”, mencionó.

Y es que ya en la recta final de la prueba, Hubertus perdió el equilibrio y cayó para abortar la competencia y unirse al grupo de unos 40 competidores que no concluyeron la justa.

Añadió que varios de los esquiadores bajaron la velocidad y buscaron terminar la competencia, ya que en ese momento ya no era tan importante hacer buen tiempo, sino cumplir con la carrera.

Los primeros esquiadores tuvieron la ventaja por tener una pista muy limpia, yo tuve mala suerte, tenía un número tan alto (113) y era complicado luchar con eso. En la cima estaba la lucha de arriba abajo, me pareció escaparme de la casa que se estaba quemando y que no me pasara nada”, abundó.

A sus 55 años de edad y con seis Juegos Olímpicos de Invierno, el atleta mexicano comentó que al paso de los competidores la pista se complicó y eso impidió que varios dejaran inconclusa la carrera de slalom.

“Se corrió la voz para los competidores que estaban arriba que si uno iba rápido no terminaba, así que se empezó a ir más despacio para terminar, pero fue complicado mantener la línea, porque no había ritmo por las curvas, porque empujas un poco y el poco ritmo te saca de condición”, explicó.

Von Hohenlohe dijo que dio su máximo esfuerzo, “cierro con el orgullo de haber dado todo y por haber luchado por la nación. México es un país amado y me hubiera gustado terminar esta prueba”.

Hay que recordar que Hubertus Von Hohenlohe cumplió con seis intervenciones en este tipo de justa desde Sarajevo 84, Calgary 88, Albertville 92, Lillehammer 94, Vancouver 2010 y Sochi 2014.

fdr