MIAMI, 21 de febrero.- LeBron James sufrió una fractura de nariz y su disponibilidad para el duelo del domingo entre el Heat de Miami y Chicago será una decisión que será tomada justo antes del partido.

El Heat anunció el diagnóstico luego de que la lesión de James fuera evaluada el viernes. La estrella de Miami se perdió los últimos 5:50 minutos del juego del jueves en Oklahoma City tras ser impactado accidentalmente por Serge Ibaka mientras James se enfilaba a la canasta.

James culminó la jugada con una clavada pero luego se desplomó y empezó a sangrar de la nariz. Abandonó la cancha con una toalla sobre su rostro.

Aprobó una prueba de conmociones pero no habló con los reporteros tras la victoria del Heat por 103-81, permaneciendo frente a su casillero con una toalla sobre su cabeza. El equipo no tiene actividades el viernes.

James se ha perdido sólo un juego esta temporada. Miami ganó en Portland en diciembre mientras él se ausentaba por una lesión de ingle.

Un modelo de durabilidad durante su carrera de 11 años, James nunca se ha perdido más de siete juegos en una campaña.

El Heat completó con foja de 5-1 una gira que terminó con el triunfo en Oklahoma City. Miami también venció a los Clippers de Los Angeles, Phoenix, Golden State y Dallas. El partido del domingo ante los Bulls será el primero del Heat en Miami en 20 días.

ald