CHIHUAHUA, 21 de febrero.- El Challenge de marcha de este fin de semana en Chihuahua tiene un par de historias de orígenes mexicanos que compiten por otros países, pero que debido a sus padres practican este deporte de tradición en el país. Se trata del sueco Ato Ibáñez y el canadiense Iñaki Gómez.

Ibáñez, quien nació en Suecia, terminó en la posición 22 de la prueba de 50 kilómetros en el Mundial del año pasado en Rusia; el objetivo es llegar a los Olímpicos de Río de Janeiro 2016. “Mi madre vino a México a hacer un campamento, conoció a mi padre (Enrique), se enamoraron y él se fue a Suecia. Allá nací y por ellos empecé en la marcha”, relató.

"Estudié español en la escuela, por eso lo hablo; pero me decidí a competir por Suecia porque allá nací y allá he crecido", afirmó. "Me dan apoyo para entrenar y viajar a competir, no es mucho; pero es suficiente para cumplir mis metas", añadió el sueco, quien terminó 23 en los 20 kilómetros del Mundial en Rusia.

Gómez, octavo en los 20 kilómetros en el Mundial del año pasado, nació en México en 1988 y a los 11 años se fue a vivir con sus padres, ambos mexicanos, a Vancouver. “Canadá es el país que me ha dado todo el apoyo. He participado, competido y progresado desde que era niño, aunque obviamente sigo siendo mexicano desde nacimiento y siempre este país estará cerca de mi corazón”, dijo el canadiense.

La meta de ambos es buscar una medalla en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016, una meta que ven más cercano que los mexicanos debido a sus buenas marcas. "La meta es buscar una medalla en Río, en Londres 2012 fui 13 en los 20 kilómetros, y desde entonces he venido mejorando", afirmó.

Las competencias del Challenge de marcha se realizan este sábado a partir de las siete de la mañana, y para los mexicanos serán el selectivo para acudir a la Copa del Mundo de este año en China.

fdr