SOCHI, 21de febrero.- La selección femenil de hockey sobre hielo de Canadá logró su cuarto título olímpico consecutivo tras ganar por 3-2, en la final, resuelta con un gol de oro en la prórroga, a la representación de Estados Unidos, que llegó a ir ganando por 2-0 a cuatro minutos del final.

Canadá ganó su cuarto título consecutivo y superó por tercera vez en la final olímpica a las estadunidenses, a las que también doblegaron en los duelos por el oro en los juegos de Salt Lake City 2002 y Vancouver 2010. En Turín 2006, las canadienses se impusieron a Suecia.

Tras dos primeros periodos marcados por la igualdad y en los que ninguno de los dos equipos fue capaz de perforar la meta contraria, Meghan Duggan abrió el marcador en el minuto 32, y luego Alex Carpenter abrió brecha una para de 2-0 las estadunidenses con sólo cuatro minutos para acabar.

Difícil pensar un mejor escenario para las de Estados Unidos, pero un tanto de la canadiense Brianne Jenner a tres minutos y medio del final abrió las esperanzas de las campeonas.

La igualada llegó a 55 segundos del bocinazo de cierre con un gol de Marie-Philip Poulin, que forzó la prórroga cuando su equipo estaba volcado y jugando sin portera en pleno asedio sobre la meta estadunidense.

Fue la propia Polin, la heroína del partido, la que liquidó el duelo en el noveno minuto del tiempo añadido de veinte para mantener la hegemonía olímpica canadiense. Un gol que literalmente acabó con el partido y valió oro para Canadá.

La única vez que Estados Unidos ha quedado con la medalla de oro en el torneo femenil de hockey sobre hielo fue en Nagano 1998, cuando precisamente derrotó a las representantes de Canadá. En esa ocasión, Finlandia fue bronce.

No menos emocionante resultó el partido por la medalla de bronce, el último lugar en el podio, donde Suiza logró su primera medalla olímpica al remontar un 0-2 adverso y ganar a Suecia por 4-3.

El equipo helvético, que desde que el hockey sobre hielo femenino entró al programa olímpico en Nagano 1998 nunca había estado en el podio, doblegó a una selección que fue plata en Turín 2006 y bronce en Salt Lake City 2002.

Las suecas se adelantaron 0-2 en el marcador con tantos, uno en cada uno de los dos primeros parciales, de Michelle Lowenhielm y Erica Uden Johansson.

Pero Sara Benz, Phoebe Stanz, Jessica Lutz y Alina Muller marcaron en el tercer y último periodo para darle la vuelta al marcador y situarlo ya en un claro 4-2, que Pernilla Winberg dejó en el definitivo 4-3 con un gol en el último minuto.