SOCHI, Rusia, 20 de febrero.- Adelina Sotnikova desbarató todos los pronósticos al convertirse el jueves en la primera mujer rusa en consagrarse campeona en el patinaje artístico de los Juegos Olímpicos de Invierno, al sorprender a la campeona vigente Yuna Kim.

El inesperado triunfo de Sotnikova es un bálsamo para el país anfitrión tras la decepción sufrida 24 horas antes, cuando su equipo masculino de hockey fue eliminado en los cuartos de final.

Sotnikova no estaba entre las favoritas. Ni siquiera era la número uno de Rusia, por detrás de Julia Lipnitskaia.

La plata fue la surcoreana Kim, con la italiana Carolina Kostner llevándose el bronce.

Fue un trago amargo para Kim, quien intentaba convertirse en la primera mujer en revalidar el título desde la alemana Katarina Witt en 1988.

De una brillante actuación en la competencia por equipos a un desprolijo desempeño en el concurso individual, Lipnitskaia, acabó en el quinto lugar.

ald