SOCHI, 20 de febrero.-  El equipo ruso de hockey masculino, con el que todo un país esperaba recuperar el oro, un metal que no logra desde hace 22 años, fue humillado al caer eliminado por Finlandia 1-3 en los cuartos de final del torneo olímpico.

Ante un público desesperado e impotente, los rusos, quienes no ganan el oro olímpico desde los Juegos de Albertville 1992, fueron eliminados en la misma instancia que en Vancouver 2010.

Rusia esperaba más de unos jugadores que son todos estrellas en la NHL, pero que son incapaces de lograr algo como equipo cuando llegan los grandes torneos internacionales.

“Estoy deshecho por dentro”, dijo Pavel Datsyuk el centro de la selección rusa y astro de los Red Wings de Detroit en la NHL.

Los narradores de la televisión estatal rusa resumieron el sentir de su país con frases que reflejan la agonía: “Todos estamos llorando, quizás algún día tengamos revancha pero no con este equipo”.

El arquero finlandés Tuukka Rask fue un muro al rechazar 37 remates, mientras que Juhamatti Aaltonen, Teemu Selanne y Mikael Granlund aportaron los goles para fulminar la ilusión rusa de consagrarse campeón en Sochi en el deporte que desvive
al país.

Fue un final humillante para un equipo que sólo mostró chispazos de calidad en el hielo de la espectacular arena Bolshoi ya que sorteó la primera ronda a duras penas. También encajó una derrota tras una épica tanda por penales frente a su clásico rival Estados Unidos.

“Me pueden comer vivo ahora si quieren”, respondió el entrenador de los rusos Zinetula
Bilyaletdinov al encarar una ácida rueda de prensa.

Los rusos se adelantaron con un gol de Ilya Kovalchuk pero luego pasaron los últimos 52 minutos sin poder hacerle daño a Finlandia, que en las semifinales se topará con Suecia.

Los Vikingos superaron
fácilmente 5-0 a Eslovenia para lograr su boleto a la siguiente ronda.

“Estoy aturdido”, indicó el extremo Alex Ovechkin, el vigente jugador más valioso de la NHL con los Capitals de Washington y cuya imagen con una pieza faltante en su dentadura adornaba muchos de los afiches del patrocinador oficial Coca Cola.

Canadá-EU, final adelantada

El otro boleto por la final se definirá entre los campeones defensores de Canadá y Estados Unidos, en un partido más que esperado y una reedición de la final de hace cuatro años.

Los canadienses superaron 2-1 a Letonia y se enfrentarán a los estadunidenses, que se impusieron 5-2 a República Checa.