SOCHI, 19 de febrero.- Mientras Noruega recuperó la cima del medallero, su competidor Ole Einar Bjoerndalen se ha convertido en el atleta más premiado de los Juegos Olímpicos de Invierno, al tiempo que matrimonio ruso se apoderó de presas en sus respectivas pruebas.

Y es que en la jornada 13 de este miércoles los integrantes de la península de Escandinavia recuperaron el sitio de honor del cuadro de medallas, departamento en donde la historia dicta que son los amos y esperan seguir con esa tradición. Llegó a 20 presas de las cuales nueve son de oro, cuatro de plata y siete de bronce.

Por eso en esta jornada, en el relevo mixto el equipo noruego de biatlón que estuvo integrado por Bjoerndalen, Tiril Eckhoff, Tora Berger y Emil Hegle Sundsen (1:09:17.0), ganó oro.

Además Bjoerndalen se convirtió en el atleta con más medallas en Juegos Olímpicos al sumar 13. Así como dejar a República Checa (1:09:49.6) e Italia (1:10:15.2) con la plata y bronce, respectivamente.

Einar Bjoerndalen, quien se hizo del oro en los 10 kilómetros sprint, dejó atrás la marca de su compatriota y esquiadora de fondo Björn Daehlie, quien llegó a 12 metales conseguidas en las citas invernales de Albertville 1992, Lillehammer 1994 y Nagano 1998.

A sus 40 años edad, el biatleta suma ocho de oro, cuatro de plata y una de bronce.

De igual manera, en el Snowboarding varonil y femenil, el matrimonio ruso de Vic Wild y Alena Zavarzina se hizo de las medallas, pero Wild lo hizo con oro y Zavarzin se vistió de bronce.

“Es increíble haber ganado una medalla junto con Alena”, expresó Wild al saber que su esposa también se colgó una presea.

La plata en la rama varonil fue para el suizo Nevin Galmarini y el bronce para el eslovaco Zan Kusir; en tanto que en la femenil, la monarca olímpica fue la suiza Patrizia Kummer, la plata para la japonesa Tomoka Takeuchi y el bronce para la rusa Zavarzina.

En el bobsled femenil, las canadienses Kaillie Humphries y Heather Moyse revalidaron el oro conquistado hace cuatro años en Vancouver 2010, para dejar con la plata y bronce a las duplas de las estadounidenses Elana Meyers y Lauryn Williams y Aja Evans y Jamie Greubel, que se colgaron la medalla de bronce con un tiempo total de 3:51.61 minutos, un segundo más que las canadienses, que se alzaron con el oro con un crono acumulado de 3:50.61 minutos.

En patinaje de velocidad a 500 metros, la checa y medallista olímpica, Martina Sablikova hizo buenos los pronósticos y arrebató el oro a la favorita Ireen Wust, la holandesa que se ha convertido en una verdadera especialista en este tipo de pruebas, pero ahora no pudo con la fuerza de la checa. El bronce fue para la también holandesa Carien Kleibeuker.

En la prueba de slalom G, el estadounidense y doble monarca del mundo, Ted Ligety, logró su primera medalla de oro en la cita invernal, pero segundo título olímpico con un registro de 2:45.29.

A sus 29 años de edad, dejó en dos mangas a los franceses Steve Missillier y Alexis Pinturault, plata y bronce, respectivamente.

cmb