ROMA, 18 de febrero.- La Roma tendrá que cerrar un tercer sector de su estadio Olímpico para el partido por la Serie A contra el Inter por los cánticos ofensivos de sus aficionados.

El club de la capital italiana tuvo que jugar el domingo contra la Sampdoria sin aficionados en las secciones detrás de cada arco, donde se sientan sus ultras, por los cánticos anti-napolitanos que entonaron sus seguidores durante un encuentro por la Copa Italia este mes.

Esa sanción también aplicaba al duelo del 1 de marzo contra el Inter, y ahora habrá una tercera sección del estadio cerrada para ese partido, luego que se escucharon más cánticos ofensivos el domingo en el triunfo 3-0 sobre la Sampdoria.

La Roma marcha segunda en la Serie A, a nueve puntos de la Juventus.

ald