FLORIDA, 17 de febrero.- El estelar cerrador Craig Kimbrel y los Bravos de Atlanta evitaron el arbitraje salarial al pactar un acuerdo de 42 millones de dólares por cuatro años.

Kimbrel recibirá 1 millón de dólares por firmar el contrato y salarios de siete millones este año, nueve millones en 2015, 11 millones en 2016 y 13 millones en 2017. Los Bravos tendrán la facultad de ejercer una opción de 13 millones para 2018, con un monto de 1 millón para rescindirla.

Además el cerrador puede  ganar aún más dinero con un sistema de puntos acordado: Tendría cinco puntos cada vez que vaya al Juego de Estrellas, 10 por ganar el Premio Cy Young, cinco por terminar segundo o tercero en el Cy Young, tres por terminar cuarto o quinto en Cy Young, cinco para ser el más alto en la votación del Cy Young entre los lanzadores con menos de cinco aperturas, 10 por ganar el premio MVP, cinco por terminar segundo o tercero en votación de MVP, tres para terminar cuarto o quinto en MVP, y tres por cada temporada con 57 o más juegos terminados.

Cada 20 puntos significarán un millón de dólares más para el considerado mejor cerrador del beisbol en la actualidad.

En la temporada pasada Kimbrel registró 50 salvamentos con 1.21 de efectividad y 98 ponches en 67 entradas.

Acumula 139 rescates y 1.39 de efectividad en las últimas cuatro temporadas.

Ha sido seleccionado a las tres últimas ediciones del Juego de Estrellas.

Kimbrel, el último jugador de Atlanta con posibilidad de acudir al arbitraje, se suma al lanzador Julio Teherán y a los peloteros Freddie Freeman y Jason Heyward como jugadores que llegaron a importantes acuerdos con la organización de Bravos de Atlanta en la última temporada.

“Estamos muy contentos con los términos con Craig, quien creemos que es el mejor cerrador en las Grandes Ligas”, dijo el gerente general de los Bravos, Frank Wren. “Él es una de las piezas clave de nuestro cuerpo de lanzadores, y estamos contentos de tenerlo con el uniforme de los Bravos al menos cuatro años más.”

“Quiero quedarme aquí, con este grupo de amigos, donde me siento cómodo”, dijo a Kimbrel. “En el juego de pelota lo más importante es el equipo y aquí estamos muy bien rodeados de talento. Tenemos un núcleo impresionante aquí. Creo que es un conjunto que puede ganar por un largo tiempo.”

“En primer lugar, quiero dar las gracias a Dios por darme esta capacidad y bendecirme al permitir que mi familia esté tan cerca de mí y estar en el lugar en el que he crecido”, dijo Kimbrel. “Ahora, tengo que decir que tengo la oportunidad de estar aquí durante cuatro o cinco años más. No podría estar más feliz.”

Los Bravos de Atlanta han calificado los últimos dos años a la postemporada.

En 2012 jugaron el primer partido de Comodín de la Liga Nacional, que perdieron ante Cardenales de San Luis, y en el 2013 ganaron el Oeste de la Nacional y perdieron con Dodgers.