SAO PAULO, 16 de febrero.- El secretario general de la FIFA Jerome Valcke criticó la decisión de una ciudad brasileña que será sede del Mundial y que ha cancelado el llamado "Fan Fest", al que pueden acudir normalmente miles de personas carentes de boletos para los estadios, a fin de presenciar gratis los partidos en pantallas gigantes emplazadas en lugares públicos.

Valcke dijo el domingo, que la decisión tomada en la ciudad noroccidental de Recife cancelará una parte importante del Mundial. Las autoridades de Recife anunciaron que no erogarán dineros públicos en el "Fan Fest".

"No tener un 'Fan Fest' es un error, para dejarlo muy claro", dijo Valcke.

Recife es la primera ciudad que cancela oficialmente estos actos públicos, pero en algunas otras de las 12 ciudades sede han surgido muestras de preocupación sobre si vale la pena destinar fondos públicos a festejos donde suele combinarse el fútbol con atracciones musicales y culturales. No se permite que comercios locales participen en estos festivales y sólo los patrocinadores oficiales del Mundial pueden vender productos en la zona donde se realiza el acto.

Valcke desestimó la idea de que la FIFA lucre con este tipo de actividades, al afirmar que éstas se dirigen principalmente "a la ciudad" y a los aficionados locales.

"Un 'Fan Fest' es una gran parte de la organización del Mundial", comentó Valcke. "Si no tienes un 'Fan Fest', te pierdes algo... Falta el tipo de comunión entre la gente que juega un partido, que forma parte de lo que significa un Mundial para un país".

Este tipo de festivales se incorporó al programa oficial de la FIFA en Alemania 2006, tras el gran éxito que tuvieron actos similares en Corea del Sur, coanfitriona del Mundial con Japón en 2002. En 2010, la idea se expandió, de modo que no sólo incluyera ciudades de Sudáfrica, la sede, sino de otros países.

Valcke está en Brasil para inspeccionar tres ciudades sede. Su escala del domingo se realizó en la ciudad de Manaos, que ha confirmado un "Fan Fest" para unas 35.000 personas en los días de junio en que se realicen partidos.

El secretario general realiza su recorrido en momentos en que el país sigue experimentando dificultades con los preparativos mundialistas. A menos de cuatro meses de la inauguración, hay cinco estadios que siguen en construcción, y persisten las dudas sobre si la ciudad meridional de Curitiba podrá albergar partidos, ante los retrasos significativos en las obras.

La Arena da Amazonia, en Manaos, es uno de los estadios inconclusos, aunque Valcke pareció contento con el avance en el inmueble, edificado al 97%.