MADRID, 16 de febrero.- Real Madrid, obligado a ganar luego de las victorias de Barcelona y Atlético de Madrid, cumplió con su tarea tras imponerse 3-0 a Getafe, con lo que mantuvo el triple empate en puntos en la cima de la Liga de España.

En el Coliseum Alfonso Pérez el equipo “merengue” se presentó por segundo partido liguero sin el portugués Cristiano Ronaldo, suspendido, pero el canterano y jugador del momento, Jesé Rodríguez, tomó rol protagonista.

Fue el mismo Jesé quien adelantó a los blancos apenas a los cinco minutos, cuando recibió balón por el costado izquierdo, entró al área, encontró el espacio y disparó para colocar el balón lejos del alcance del portero Miguel Moya para el 1-0.

Getafe no fue el mismo equipo que siempre solía complicarle la vida al Real Madrid, situación que aprovechó la visita para sacar las tres unidades en patio ajeno. El galés Gareth Bale dejó ir el segundo gol con disparo desviado tras buena jugada de conjunto.

El 2-0 se generó a los 27 minutos en un contragolpe que encabezó Jesé, éste sirvió para el argentino Ángel di María y el sudamericano envió pase preciso al francés Karim Benzema, quien dentro del área controló de pecho y disparó de derecha.

En el segundo tiempo, el cuadro “azulón” trató de apretar más al frente en busca de hacer daño en el arco defendido por Diego López, pero sin ninguna jugada clara de gol, mientras que Real Madrid manejó sin problemas el balón y así transcurrió el tiempo.

Solo a los 66 minutos, el croata Luka Modric hizo el 3-0 definitivo con disparo raso desde afuera del área. Después el técnico italiano Carlo Ancelotti amarró el partido con los ingresos de Isco, Asier Illarramendi y el brasileño Casemiro.

Real Madrid no se quedó atrás y alcanzó en 60 puntos al Barcelona y Atlético de Madrid, aunque los blaugranas son líderes de la clasificación gracias a su diferencia de goles tras 24 fechas disputadas en la Liga de España.

cmb