VILLARREAL, 15 de febrero.- Un gol del chileno Fabián Orellana y otro postrero de Nolito proporcionaron el triunfo del Celta ante el Villarreal en el estadio de El Madrigal, convertido en el escenario de un bochornoso espectáculo final, a causa de la caída desde la grada de un bote de humo, que interrumpió el partido a tres minutos del final durante cerca de veinte minutos.

El bote arrojado desde el fondo sur del recinto cayó sobre el área del meta visitante Yoel y despidió una intensa humareda que precipitó la retirada del césped de jugadores, equipo arbitral y el público presente en la grada.

El choque se reanudó un cuarto de hora después. Sin apenas público en las gradas y con seis minutos -tres del tiempo reglamentario y otros tantos del añadido- por delante. Entonces Nolito sentenció el partido.

La victoria disparó en la tabla al Celta, que acumula cuatro partidos sin perder. Y aleja al Villarreal de la cuarta plaza. El conjunto de Marcelino ha cosechado tres derrotas en sus cuatro últimos compromisos.

El suceso de El Madrigal afeó un duelo que dominó de inicio el conjunto castellonense. Fue mejor en la primera mitad, disfrutando de las mejores oportunidades para marcar e incluso reclamando dos posibles penaltis, uno sobre Perbet y otro sobre Giovani dos Santos, ambos muy dudosos.

La primera gran oportunidad del duelo la tuvo en sus botas Bruno Soriano. El capitán del Villarreal conectó un zurdazo que se fue fuera por muy poco. De nuevo el '21' amarillo fue protagonista en la siguiente ocasión, pero esta vez asistió a Giovani para que el delantero mexicano disparara al lateral de la red (min. 31).

El Celta reaccionó en el inicio del segundo acto e incluso pudo adelantarse por medio de Santi Mina. El canterano vigués soltó un zurdazo desde la frontal que se fue lamiendo el poste izquierdo de la portería defendida por Juan Carlos (m. 48).

El Villarreal dominaba, pero el Celta demostraba que era peligroso. Pina pudo estrenar el marcador con un zurdazo y poco después Álex López estuvo a punto de marcar el 0-1 con un duro disparo que rozó la escuadra nada más entrar al terreno de juego (m. 70).

De ahí hasta el final del encuentro la apuesta de ambos equipos fue clara. El Villarreal asedió a Yoel, mientras que el Celta buscaba las contras y las jugadas a balón parado para llevarse el partido. Precisamente en una falta lateral llegó el gol.

Corría el minuto 83 del choque cuando Orellana peinó un lanzamiento de Álex López y el balón entró junto a la cepa del poste.

Minutos después comenzó el triste espectáculo. El bote cayó al césped y el partido tuvo que suspenderse más de un cuarto de hora cuando tan solo faltaban tres minutos para el final.

Finalmente los jugadores y el árbitro regresaron al terreno de juego para completar el choque. Hubo tiempo para un gol más. El de la sentencia. Llegó de una falta directa lanzada por Nolito fuera del alcance de Juan Carlos que supuso el segundo gol y tres puntos para el Celta.

Ficha técnica:

0 - Villarreal: Juan Carlos; Mario, Musacchio, Dorado (Gabriel, m. 76), Jokic; Trigueros (Nahuel, m. 73), Bruno, Pina, Moi Gómez; Giovani (J. Pereira, m. 76) y Perbet.

1 - Celta: Yoel; Mallo, Cabral (Íñigo López, m. 46), Aurtenetxe, Jonny; Fontás; Augusto (Álex López, m. 69), Rafinha, Krohn-Dehli (Nolito, m. 56), Orellana; Santi Mina.

Gol: 0-1. Min. 83: Orellana; 0-2, m.90: Nolito.

Árbitro: Fernández Borbalán (C. Andaluz). Amarilla a los locales Jokic (m. 9) y Musacchio (m. 65); así como a los visitantes Cabral (m. 29), Aurtenetxe (m. 39), Augusto (m. 57) y Nolito (m.90)

Incidencias: Partido correspondiente a la vigésimo cuarta jornada de la liga española disputado en el estadio El Madrigal ante la presencia de 14 mil 195 espectadores.

ald