CIUDAD DE MÉXICO, 15 e febrero.- CC Sabathia no tardó en acaparar los reflectores en el entrenamiento de Yanquis, a pesar del reciente aviso de retiro de Derek Jeter y de la presencia del japonés Masahiro Tanaka. El lanzador estelar del equipo de Nueva York impactó con el trabajo físico que realizó durante las vacacaciones, que le hizo perder 18 kilogramos.

Sabathia tuvo 13 derrotas la temporada pasada lo que es la cifra más alta en su carrera y mucho se habló de la pérdida de velocidad en sus lanzamientos.

El zurdo reveló que durante el receso realizó por primera vez trabajo con pesas y redujo la cantidad de carbohidratos, lo que le ayudó a tonificar su físico.

El resultado no pudo ser más  efectivo ya que de pesar 142 kilogramos llegó ayer con 124 al reportar al primer día de actividades con los Yanquis en Tampa, Florida.

“El año pasado me sentía como que había perdido un poco de poder. En la cuarta o quinta entrada me sentía generalmente cansado. Ahora eso trabajamos durante la pretemporada  para asegurarme que estoy listo para salir y lanzar un juego completo”, expresó el zurdo.

Sabathia dijo también que el bajar de peso fue una decisión motivada para estar saludable por el bien de su familia. Recordó que hace dos años uno de sus primos falleció a los 45 años  por problemas cardiacos y eso fue una situación que marcó al lanzador estelar de los Yanquis, que ahora luce como sus primeros años con Indios de Cleveland.

Se espera que Sabathia encabece  la rotación de abridores de los Yanquis, que completan  Tanaka, Hideki Kuroda e Iván Nova.

Tanaka, con lugar privilegiado

Masahiro Tanaka, el lanzador japonés que firmó contrato de siete años por 155 millones de dólares, recibió el casillero que utilizaba el astro panameño Mariano Rivera, quien se retiró después de la temporada pasada.

Hablando a través de un traductor, Tanaka dijo que fue informado de ello por un miembro del personal del club.

“No estoy realmente seguro si debería estar aquí”, comentó respecto al casillero.

Por otra parte, Yanquis dejó vacío el casillero de Alex Rodríguez en la sede de pretemporada, luego de que fue suspendido toda la campaña de 2014.

Bravos aseguró a Teherán

El pitcher colombiano Julio Teherán y los Bravos de Atlanta firmaron un contrato por seis años y 32.4 millones de dólares, con una opción para el equipo por la temporada de 2020.

Teherán se convirtió el año pasado en un abridor importante siendo un novato. Tuvo marca de 14-8 con 3.20 de efectividad.

El gerente general de los Bravos, Frank Wren, dijo que Teherán “es uno de los mejores lanzadores jóvenes en la Liga Nacional y uno de nuestros jugadores medulares con quienes esperamos estar juntos por varios años”.