RÍO DE JANEIRO, 15 de febrero.- El secretario general de la FIFA, Jérôme Valcke, le pidió a las 12 ciudades que fueron designadas sedes del Mundial de Brasil 2014 no relajarse y concluir sus obras lo más pronto posible, además aclaró que el estadio de Curitiba  podría ser excluido de la Copa del Mundo si no cumplen con los avances que se prometieron para el próximo 18 de febrero.

“Ninguna de las 12 ciudades puede permitirse quedarse cruzada de brazos ni relajarse. Todavía quedan muchos retoques por hacer”, indicó el secretario general de la FIFA, en una columna que publica cada mes en el portal de la entidad.

El máximo organismo del futbol advirtió que si para el próximo 18 de febrero no hay garantías de que las obras avanzan al ritmo adecuado, Curitiba podría ser excluida del Mundial y sólo se contaría con 11 sedes, en lugar de las 12 que estaban designadas.

“Como prometimos, comunicaremos la decisión definitiva a las selecciones de sedes el 18 de febrero, cuando comience en Florianópolis el seminario para los representativos que estarán presentes en el Mundial”, reiteró Valcke.

No obstante, abrió una brecha para el optimismo al afirmar que el gobierno brasileño y todas las partes implicadas “están buscando y encontrando soluciones que ayuden a poner al día las distintas obras”.

En ese marco, consideró que “es magnífico ver cómo los equipos del Comité Organizador Local, la FIFA y las sedes trabajan con mucho ahínco y están decididos a hacer de Brasil 2014 la Copa das Copas (es decir, el Mundial de Mundiales), misma frase que utilizó la presidenta Dilma Rousseff para definir al Mundial.