CIUDAD DE MÉXICO, 14 de febrero.- La madrugada del 14 de febrero de 2013, la imagen de superación, tenacidad y unánime respeto con la que contaba Oscar Pistorius a nivel mundial, cambió de manera radical. El primer atleta en competir con prótesis de alta resistencia dentro de unos Juegos Olímpicos, pasó de ser un dejemplo de vida, a sospechoso de homicidio.

En la lujosa casa que el velocista tiene en Pretoria, apareció asesinada su novia Reeva Steenkamp, y a partir de entonces se lleva a cabo un proceso judicial que llegará a su fin a partir del 3 de marzo, cuando inicie el juicio en el que el llamado ‘Blade Runner’ enfrente tres cargos. Asesinato premeditado, posesión ilegal de armas y abrir fuego en espacios públicos.

VÍCTIMA DE SU PROPIA SORPRESA

Según la declaración del velocista sudafricano, disparó a su novia debido a que la confundió con un intruso que irrumpía en su casa por la madrugada, pues al parecer, Steenkamp, de 29 años había preparado una sorpresa de ‘San Valentín para Pistorius, quien sin saber que la modelo era quien había ingresado al domicilio, le habría disparado en la cabeza, el pecho y una mano, provocándole la muerte.

JUICIO MEDIÁTICO

La etiqueta de figura e ídolo nacional que tenía Pistorius en Sudáfrica, ha hecho que su caso se de interés público y los medios estén al pendiente de cualquier detalle. Tanto así, que Un canal de televisión de paga anunció la creación de un espacio dedicado exclusivamente al juicio del deportista paralímpico, caso sobre el que emitirá durante las 24 horas

FISCALÍA ASEGURA CONTAR CON PRUEBAS

Como principal y único sospechoso del asesinato, Pistorius obtuvo su libertad condicional con el pago de alrededor de 80 mil euros, sin embargo, la fiscalía, asegura que ya cuenta con todas las pruebas necesarias para ponerlas ante el tribunal y demostrar que el atleta disparó contra su novia de manera premeditada.

ADIÓS PATROCINADORES

La marca deportiva que patrocinaba y proveía de sus indumentarias de competencia al ‘Blade Runner’ (Nike) suspendió su contrato con el sudafricano pocos días después del incidente y lo mismo sucedió con las demás compañías que respaldaban al sudafricano y retiraron las campañas publicitarias en las que aparecía su imagen.

Los contratos de patrocinio, entre los que se incluye la empresa de telecomunicaciones británica BT, el fabricante de gafas de sol Oakley y el diseñador francés Thierry Mugler, estarían valorados en 2 millones de dólares al año.

cmb