KRASNAYA POLYANA, Rusia, 13 de febrero.- Pese a competir con un pie fracturado, la polaca Justyna Kowalczyk dominó prácticamente de principio a fin para alzarse el jueves con la medalla de oro de la carrera de 10 kilómetros del esquí de fondo femenino de los Juegos Olímpicos de Invierno.

En un día caliente y soleado en las montañas de Krasnaya Polyana, Kowalczyk se apoderó a la punta tras el primer intervalo de tiempo y aumentó la ventaja progresivamente.

Terminó la prueba con tiempo de 28 minutos y 17.8 segundos. Aventajó por 18.4 segundos a la sueca Charlotte Kalla, ganadora de la medalla de plata.

La noruega Therese Johaug obtuvo el bronce, al cruzar la meta con un retraso de 28.3 segundos.

Kowalczyk se lesionó el pie izquierdo el mes pasado y colgó la foto de una radiografía en su página de Facebook esta semana, mostrando una pequeña fractura. Pero no se vio afectada y consiguió su segundo título olímpico, ya que hace cuatro años se adjudicó el oro en la carrera de 30 kilómetros.

La temperatura fue excepcionalmente caliente para una carrera de esquí de fondo, de 12 grados Celsius (54 F) al inicio. Varias competidoras prefirieron esquiar con camisetas sin mangas.

 ald