TORONTO, 13 de febrero.- DeMar De Rozan anotó 31 puntos, Kyle Lowry sumó 16 más y 13 asistencias, para ayudar a los Raptors de Toronto a cortar una racha de cinco derrotas como locales ante los Halcones de Atlanta, a los que superaron 104-83.

Por Atlanta, el nayarita Gustavo Ayón fue el mejor encestador al sumar 18 puntos, además de conseguir un doble-doble al totalizar diez rebotes.

Fue por mucho el mejor partido del basquetbolista mexicano, quien estuvo durante 31 minutos dentro de la duela.

Ayón sumó, además, tres asistencias, un robo de balón y cometió tres faltas personales.

Para Toronto, Patrick Patterson anotó 14 unidades y Terrence Ross añadió 13; fue  la primera victoria de Toronto sobre Atlanta desde el 17 de marzo de 2010, cuando Chris Bosh anotó una canasta en los segundos finales de aquel partido.

El venezolano Greivis Vásquez anotó 12 puntos y Jonas Valanciunas aportó 14 rebotes.

Toronto (28-24) ganó su décimo partido en sus últimos 12 encuentros en casa y mantienen una ventaja de tres partidos sobre los Nets de Brooklyn (24-26) al frente de la División del Atlántico en la Conferencia del Este.

Los Raptors definieron el encuentro cuando lograron 33 puntos en el tercer periodo y amarraron la victoria en el cuarto final .

Toronto visitará a los Wizards de Washington el siguiente martes, en su primer partido luego del Juego de Estrellas.

Kyle Korver, de Atlanta, extendió su récord de la NBA con al menos un triple en 120 partidos consecutivos y ha conectado al menos un tiro de larga distancia en cada partido que ha jugado desde el 2 de noviembre de 2012.

Pacers, tercera derrota en casa

En Indianápolis, Monta Ellis anotó 23 puntos  y bajó nueve tableros y el alemán Dirk Nowitski añadió 18 unidades, en el triunfo de los Mavericks de Dallas que superaron a los Pacers de Indiana 81-73, que sufrieron su tercera derrota en casa en lo que va de la temporada.

Los Mavericks (32-22) han ganado seis de sus últimos siete partidos y terminaron una gira de tres partidos como visitantes antes de la pausa del Juego de Estrellas.

Dallas venía de cortar una racha de cinco derrotas en fila.