SOCHI, 13 de febrero.- El sol brilla y las temperaturas parecen más primaverales que invernales, pero en los Juegos Olímpicos de Sochi, el espectáculo máximo del hielo y la nieve, eso no es un problema.

Interrogados sobre si algunas pruebas podrían verse afectadas por el buen tiempo, el Comité Olímpico Internacional (COI) dijo que no hay de qué preocuparse.

“Nos estamos precipitando un poco”, dijo el portavoz del COI, Mark Adams. “Estuve en algunas pruebas ayer (martes) y no parece que sea importante. Tengo entendido que nevará el fin de semana y las temperaturas bajarán”, agregó.

Antes de que llegue más nieve, está previsto que las temperaturas suban un poco más en los próximos dos días, hasta un máximo de 16 grados centígrados en Sochi y al menos 12 en las montañas próximas.

La temperatura en el Extreme Park ayer era de 11 grados a la sombra y 15 al sol, según Oleg Kitov, subdirector de competición para el recinto de snowboard y esquí acrobático.

“Las condiciones han sido difíciles los últimos ocho días”,dijo Kitov. “Antes, había una mezcla de nieve natural y artificial, ahora es más una nieve granulada en la superficie”, añadió.

“No hay planes para traer más nieve, pero veremos qué pasa. Cada mañana es bastante seguro, pero nuestra preocupación ahora sobre todo son (las temperaturas cálidas) durante el día”, dijo.

Adams dijo que en anteriores Juegos Olímpicos se debieron aplazar pruebas y que eso no ha sido necesario en Sochi hasta el momento.

“Creo que tengo razón al decir que todo ha sucedido según lo previsto hasta ahora, así que si esto es un problema, tengamos más de ellos. Parece bastante bien”, dijo Adams.

La oferta de Sochi para organizar los Juegos se centró en gran parte en el contraste climático entre la subtropical ciudad rusa y las montañas cubiertas de nieve de Krasnaya Polyana, y Adams dijo que está demostrando ser un emplazamiento ideal.

“Adoro el cielo azul. Las fotos son fantásticas. El primer día de slopestyle cortaba la respiración y, por cierto, hace un poco de frío por las noches”, dijo.

El martes, algunos deportistas se quejaron de que las cálidas temperaturas estaban empezando a afectar la calidad de la nieve, pero un día después estaban saboreando el sol.

“La nieve es más suave. Fue agradable. El terreno es excelente, pero va más rápido y la velocidad te puede sorprender. Tienes que habituarte a este tipo de nieve”, agregó el competidor Alexis Pinturault.

Los expertos afirman que en Sochi hay suficiente nieve para concluir los Juegos Olímpicos, el problema es la calidad.

“No hay nubes por la noche por lo que las temperaturas son negativas y la nieve se endurece de nuevo, algo importante”, explicó el francés Jean-Louise Tuallion, especialista de montaña de la Compañía de los Alpes y también administrador de montaña de la estación de Rosa Khutor.