CIUDAD DE MÉXICO, 12 de febrero.- La primer mexicana que jugará voleibol profesional en Europa se prepara para su nueva aventura. La nayarita Seomara Sainz partirá sola las próximas semanas para unirse al equipo Sala Consilina del Campeonato de la Serie A2 de Italia, equipo con el que jugará los últimos dos meses de la temporada antes de partir a Alemania con el SC Potsdam de la Bundesliga, que fue el que la firmó hace unas semanas.

“Los alemanes me prestaron, entonces en Italia quisieron aprovechar y me llamaron. Para empezar en Europa tengo que tener experiencia, para después irme con un equipo que me quiere toda la temporada”, aseguró la voleibolista vía telefónica desde Baja California, donde radica.

Aunque no es la única mujer que jugará voleibol en el extranjero, pues actualmente Samantha Bricio está en el equipo de la Universidad del Sur de California, Seomara será la primera en una liga profesional europea, donde México ha tenido los más recientes años destacados exponentes en la rama varonil como Tomás Aguilera, Gustavo Meyer, los hermanos Reynold, Pedro Rangel, Carlos Guerra e Iván Contreras.

Seomara recibió ofertas para jugar en universidades de Estados Unidos, pero eligió Europa donde dijo le permitirán jugar al más alto nivel. “Prefiero ir a Europa que a Estados Unidos a jugar con una escuela, pues a lo mejor cuando tuviera eventos en México, la escuela no me dejaría asistir, como en el caso de Samantha Bricio.”

La joven voleibolista no dejará sus estudios, consciente de la importancia de concluir una formación universitaria, afirmó que estudiará en el Tec de Monterrey a través de internet en una formación en línea.

El idioma será una limitante cuando llegue al Viejo Contiente, pues no habla ni italiano ni alemán. Aún así la emoción por estar con equipos de gran nivel es mayor que el temor a no poder expresarse en la lengua local. Ahora sólo está a la espera de que le entreguen su visa de trabajo para poder partir a Italia.

Con grandes cualidades

Seomara es una jugadora versátil  de acuerdo a lo que le ha dicho el seleccionador nacional, el argentino Estanislao Matías, quien le comentó que sus cualidades para bloquear y defender, así como para colocar el balón para remates, la hacen una pieza fundamental en el equipo mexicano.

Aunque apenas tiene 18 años y mide 1.80 metros, tiene potencial para competir en el más alto nivel.

Seomara encontró la pasión por este deporte hace cinco años, aunque siempre estuvo ligada al voleibol por su familia. La oportunidad para jugar en el extranjero le llegó tras el Mundial Sub 20 de 2013, en República Checa, donde fue contactada por un representante.

“Me vio en el Mundial y me contactó, me dijo que me podía promover con más equipos”, indicó la jugadora. Con esta nueva experiencia Seomara espera abrir camino a otras voleibolistas mexicanas en el extranjero.