TORREÓN, 12 de febrero.- Santos Laguna estuvo lejos de ofrecer un buen desempeño, sin embargo, un gol le bastó para derrotar por la mínima diferencia al equipo argentino Arsenal de Sarandí, en partido de la primera jornada del Grupo Ocho de la Copa Libertadores de América 2014.

La única anotación del cuadro mexicano fue obra de Oribe Peralta, al minuto 19, con lo que sumaron sus primeras tres unidades, en tanto el conjunto sudamericano se quedó en cero.

Una genialidad del colombiano Carlos Darwin Quintero bastó para que el equipo coahuilense saliera con un triunfo muy sufrido, en el que el portero Oswaldo Sánchez fue factor determinante para hacerlo, ya que de no haber estado acertado, el resultado habría sido un revés total.

El arranque fue bueno para Santos, con una mayor posesión del esférico buscó hacer daño a la meta defendida por Cristian Campestrini y lo logró antes del minuto 20 en una excelente jugada de Quintero.

Por derecha, el “cafetero” se quitó a tres para entrar al área y mandar una diagonal a Oribe, quien no dudó en prender un disparo con rencor para adelantar a su equipo.

Con el gol en contra, el equipo de Sarandí mantuvo su disposición por ir al frente, pero ante la falta de capacidad para desequilibrar encontró en las acciones a balón parado la posibilidad para inquietar a Oswaldo Sánchez.

De hecho, estuvieron cerca del empate en un tiro de esquina por izquierda al área, donde Damián Pérez se levantó para conectar un cabezazo solido, abajo, que José Abella en la línea sacó.

A partir de ese momento, pese a que los de casa siguieron en la búsqueda de ampliar su ventaja, el cuadro argentino comenzó a inclinar la balanza a su favor, al grado de que para el complemento amenazaron la ventaja parcial de los de Torreón.

Sánchez tuvo que emplearse a fondo para evitar la caída de su marco al menos en tres ocasiones, ante la imposibilidad de su equipo por quitarse la presión y tener el esférico para enfriar a su rival.

Al no poder finiquitar las acciones y frente al acoso de su rival, los de casa optaron por cuidar su ventaja para así salir con un triunfo completamente deslucido, pero muy importante en este arranque del torneo de futbol más importante en el “Nuevo Continente”.

El arbitraje estuvo a cargo del colombiano Adrián Vélez, quien tuvo una labor aceptable. Amonestó a Mauricio Sperdutti (24), Federico Freire (40) y a Damián Pérez (85) por la visita. El uruguayo Ribair Rodríguez (47) y Néstor Araujo (74) vieron cartón preventivo por los de casa.