ACAPULCO, 11 de febrero.- Con las canchas de cemento terminadas, entregadas y listas para comenzar la edición 21 del Abierto Mexicano de Tenis en Acapulco, la tarea del comité organizador es hacerlo crecer y traer jugadores de mejor nivel.

Fueron poco más de dos meses los que requirió la empresa NovaGrass para cambiar la arcilla por la nueva superficie, y ahora el azul en las canchas es la cara de presentación del torneo mexicano que se jugará del 24 de febrero al 1 de marzo próximo.

“La superficie es la misma que tienen en Indian Wells, el Abierto de Estados Unidos y el de Australia, con un mismo nivel de calidad y un mismo performance para los jugadores”, dijo Mauricio Hess, director general de la empresa que realizó las nuevas canchas.

Agregó en entrevista con Notimex que “todo lo demás ya no está en nuestras manos, y con esta superficie podemos apoyar a Mextenis a que el torneo crezca, ayudar a que vengan jugadores de mejor nivel”.

Limpiar las canchas de arcilla, desechar y rehusar material fue lo primero que hicieron en la transformación del complejo Mextenis, antes de aplicar el asfalto, el cual tiene especificaciones especiales, y encima poner tres capas de acrílico.

Ahora, será la empresa organizadora del certamen la encargada de darle mantenimiento preventivo a las canchas, el cual, por recomendación de Mauricio Hess, deberá ser cada cuatro años.

“Repintar una sola capa, no las tres, poner una última capa para mejorar textura y color. Se quitan de un problema en Mextenis porque solo hay que limpiarlas todos los días durante el torneo y cuando no se estén usando tan seguido una vez a la semana con unos accesorios especiales que les dejamos y hasta ahí”.

Raúl Zurutuza, director del torneo, se mostró satisfecho con el trabajo que realizó la empresa, la cual cuenta con 27 años de experiencia en México, pues “salieron bien, sin mayor problema y normal, estábamos en manos de ellos”.

cmb