CIUDAD DE MÉXICO, 10 de enero.- Tirso Martínez Sánchez, alias ‘El Doctor’ o ‘El Futbolista’, acusado de introducir 76 toneladas de cocaína a Estados Unidos y tener vínculos con otros narcotraficantes, capturado el día 2 de febrero, tenía historial relacionado con equipos de la Primera División del futbol mexicano.

“El Futbolista” fue considerado dueño del Querétaro hace aproximadamente 10 años, y es acusado de lavado de dinero en el club queretano y los equipos Irapuato y Celaya.

El supuesto narcotraficante, vinculado con Amado Carrillo Fuentes, ‘El Señor de los Cielos’, y Arturo Beltrán Leyva, ‘El Barbas’, era buscado por el Departamento de Estado de Estados Unidos, que ofrecía cerca de 5 millones de dólares por su captura.

En el año 2004, justamente cuando Tirso Martínez era dueño del Querétaro, la Federación Mexicana de Fútbol decidió reducir el número de equipos en la liga, por lo que el mismo equipo del bajío y el Irapuato, ambos clubes posesión de “El Futbolista", fueron desaparecidos por el máximo organismo del balompié nacional para dejar 18 equipos en la competencia de liga del máximo circuito y no 20 como venían compitiendo.

La misma FMF evitó que empresarios externos intentaran salvar a los ahora Gallos Blancos. Los hermanos Vázquez Mellado buscron invertir en el equipo que juega en el Estadio La Corregidora, sin embargo, no se les permitió por supuestos nexos que tenían con narcos colombianos.

Las autoridades estadunidenses también vincularon a Martínez Sánchez con grupos criminales como el Cártel de Juárez y con traficantes colombianos como Víctor y Miguel Mejía Múnera.

fdr