CIUDAD DE MÉXICO, 10 de febrero.- El director deportivo de los Pumas, Mario Trejo, afirmó que no hablará con los líderes del grupo de animación oficial del equipo auriazul, ‘La Rebel’, hasta que se compruebe que realmente realizaron actos de reacismo el sábado pasado en el encuentro entre León y Pumas en el Estadio León.

“Hasta que se confirme que fueron ellos y de ser así, se tomaran medidas adecuadas”, dijo el directivo tras las acusaciones que recibió la porra del equipo universitario, aunque comentó que la escuadra de la UNAM “no es responsable” de las manifestaciones de los aficionados en la tribuna.

Algunos seguidores del conjunto auriazul, ubicados en la cabecera sur del Estadio León hicieron expresiones racistas cada vez que los colombianos Eisner Loboa y Franco Arizala tocaron el balón, en el encuentro que ganó Pumas por 2-1 al campeón de la Liga MX.

Trejo, pidió que “antes de acusar, hay que comprobar quién lo hizo”, por lo cual afirmó, “hay que tener los pelos en la mano”, además rechazó estas expresiones porque “alteran la competencia”,

Esta no es la primera vez que seguidores de Pumas se ven envueltos en este tipo de acciones en su visita a la casa de la “Fiera”. La anterior fue el 3 de octubre de 2013, durante el encuentro León 2-1 Pumas, siendo la víctima el también colombiano Hernán Darío Burbano.

fdr