CANCÚN, 10 de febrero.- Cruz Azul está imparable en el torneo y sumó otros tres puntos tras la victoria que consiguió esta tarde en Cancún 4-1 sobre los Potros del Atlante, que continúan últimos en la tabla porcentual.

Cruz Azul consiguió dos goles de los llamados “de vestidor”. El primero obra de Marco Fabián, antes de que el reloj marcara el primer minuto de juego, y el segundo en la parte complementaria, tras una descolgada que comandaron el “Chaco” Giménez, Pavone y que Joao Rojas definió ante la salida de Patiño, el arquero Atlantista.

Atlante sólo pudo descontar gracias a un gol de Sepúlveda a los 33 minutos de juego, lo que representaba el empate momentáneo en el Estadio Andrés Quintana Roo.

Los otros dos goles del equipo dirigido por Luis Fernando Tena fueron obra de Mauro Formica, al 64’, y otro de Fabián que remató de cabeza un centro del “Tanque” Pavone al minuto 81.

En el primer tiempo, los visitante salieron decididos a llevarse los tres puntos de Cancún, y a unos segundos del arranque, “Marquito” mandó a guardar la bola, desconcertando a los aficionados atlantistas que apenas se empezaban a acomodar en la casa del Potro.

Atlante se fue al frente y fue peligroso durante la siguiente media hora, pero la puntería y las intervenciones de José de Jesús Corona evitaron que empataran el encuentro.

Fue hasta el minuto 33 cuando gracias a un centro desde el sector de la derecha que la zaga cementera peleó en el aire, descuidando la marca del jugador que entraba, Ángel Sepúlveda, que entró a placer y empalmó el esférico para marcar el primero del Atlante a pesar de la estirada del guardameta celeste.

El final de la primera parte se iba con un equipo anfitrión siendo dueño de la de gajos y metiendo peligro en la meta de Cruz Azul.

Para la parte complementaria, Luis Fernando Tema decidió ingresar al terreno de juego a Christian “Chaco” Giménez, buscando más claridad al ataque de su equipo.

El cambio le resultó al técnico y al minuto de juego de la segunda mitad, Giménez comanda una descolgada en la que colabora con Pavone y que firmó Joao Rojas a pase del “Tanque” para irse arriba nuevamente en el tanteador.

Atlante se volvió a ir al frente, pero su técnico, Pablo Marini, decidió hacer modificaciones en su equipo cuando mejor jugaba. Entraron al terreno de juego Narciso Mina y Acosta en lugar del “Guamerucito” García y Viniegra.

Atlante se desconcentró y bajó la intensidad con la que jugaba. Cruz Azul aprovechó este y al minuto 64, Mauro Formica firmó el 3-1 tras un remate que se derivó de un disparo de Pavone que dio en el travesaño; el arquero Patiño y el “Cheeroke” Pérez no se dieron cuenta de que el argentino llegaba de atrás para mandar la bola al fondo de la cabaña de los Potros.

Los capitalinos manejaron el partido, pero no se daban por bien servidos y fueron al frente para conseguir otra anotación. Fue hasta el minuto 81 que Pavone apareció nuevamente, llegando a línea de fondo y centrando un “globito” que Marco Fabián buscó en las alturas y con un testarazo firmó la goleada que mantienen a Cruz Azul en la cima de la tabla general.

Los cementeros llegaron a 16 unidades en el torneo y continúan invictos en este Clausura 2014. Por su parte, Atlante se queda con cinco puntos y en la porcentual llevan desventaja de ocho por el Atlas, que empató el día de ayer contra Monarcas Morelia.

fdr