MONTERREY, 8 de febrero.- Los amantes al deporte vivirán hoy una jornada especial en la Sultana del Norte cuando se realice la edición 14 de la Carrera Imagen Kellogg’s Monterrey, en la que se esperan tres mil 500 participantes.

En la zona de Valle Oriente se dieron cita cientos de personas ayer para recibir su kit para la prueba. Corredores, desde experimentados hasta aquellos que vivirán su primera experiencia, mostraron su entusiasmo por correr, en un claro mensaje en favor de promover buenos hábitos al decir no al sedentarismo.

La joven Valeria Chai, de 13 años, fue una de las competidoras que mostró su gusto por salir hoy a las calles de su ciudad a correr, algo que se ha convertido en una sana costumbre en su vida.

“Tengo trece años y es mi segunda carrera. Desde la competencia pasada vine con mi papá y me gusto mucho, y quise regresar a la de este año. Creo que va a ser más fácil ahora. El año pasado hice una hora con veinte minutos, ahora mi meta es hacer una hora con diez minutos. Ojalá que más chavos vengan a inscribirse.”

El recorrido de 10 kilómetros busca, como cada año, encaminar a la gente a una vida más sana, en uno de los acontecimientos deportivos más esperados por corredores experimentados, como es el caso de Tomás Castañeda, quien a sus 57 años, ve en el deporte un estilo de vida.

“Tengo 30 años corriendo. Es el objetivo que la gente se active con un deporte tan sencillo como el trote, que se motiven para participar y mejorar día a día, cada vez hay más personas en esta prueba, en la que llegan a participar dos mil o tres mil corredores.”

Al final de la competencia, uno de los participantes se podrá llevar un automóvil que será sorteado entre los inscritos, lo que es una motivación extra como es el caso de Víctor Flores.

“Sin duda el automóvil es una motivación extra. Los premios son muy gratificantes para nosotros, pero también me motiva ganar la carrera, ahora, si se puede las dos cosas pues qué mejor. Ésta sería mi carrera 25 y cada vez me enamoro más de este deporte, en el que he llegado a correr en maratones.”

A pesar del frío los corazones de los cientos asistentes se calentaban al momento de recibir sus paquetes. Desde ese instante se imaginaban recorriendo cada kilómetro, buscando esa satisfacción que deja cruzar la meta. Algunos se probaron sus playeras y presumieron sus números entre sonrisas, esperando a que hoy pudieran salir a correr.