SUIZA., 6 de febrero.- El mexicano Esteban Gutiérrez, aseguró que tras una primera temporada en el equipo Sauber, como novato de la F1, está listo para dar ese siguiente paso y ser el referente que se necesita, pues piensa que todavía no ha podido demostrar todo lo que puede dar.

Después de ser el novato del año en 2013, pese a sus altibajos que tuvo la escudería, Gutiérrez mantiene intacta su hambre y como ya dijo antes siempre apunta a lo más alto, por lo que la competencia este año piensa que será más pareja con los otros equipos, donde el piloto hará la diferencia.

"En primer lugar, con la experiencia que tengo quiero ser un líder de equipo. Quiero cumplir con mis expectativas. Aunque en este momento es muy difícil decirlas con precisión, porque no sabemos dónde estamos como equipo”, dijo.

El mexicano agregó que en estos momentos es muy difícil comparar y decidir un objetivo específico, “pero en general quiero hacer un 2014 muy exitoso para el equipo y también para mí. El enfoque es muy diferente este año y tengo la confianza y todo lo necesario para empujar al límite".

Ahora que Esteban hará dupla con el alemán Adrian Sutil este año, piensa que aunque él tiene menos experiencia tras el volante, conoce más al equipo y puede ser un referente importante en las carreras, pero de cualquier manera no olvida que lo importante será siempre trabajar en equipo.

"He pasado algún tiempo en la fábrica con Sutil y siempre he tenido una relación fluida. Está bien, es bueno. Obviamente no sé cómo se maneja ni su forma de trabajar, lo veré cuando este en las pruebas. Pero va a ser una temporada interesante", mencionó.

"Él tiene mucha experiencia, pero obviamente, si lo tengo a la vista entonces voy a ir a por él. Voy a tratar de ser un líder del equipo, no sólo en los resultados, sino también en el lado humano, de manera que podamos tener la correcta evolución que estamos esperando", aseguró el piloto mexicano.

cmb