MOSCÚ, 5 de febrero.- Imágenes de los ensayos de la inauguración de los Juegos Olímpicos de Invierno de Sochi fueron filtradas hoy a la prensa dos días antes de que se celebre la ceremonia oficial en la ciudad rusa bañada por el mar Negro.

Los ensayos, cuyos detalles son mantenidos en absoluto secreto, tienen lugar esta semana en el estadio Fisht.

Según la prensa, uno de los protagonistas de la ceremonia será un delfín, a cuya aleta se agarrará uno de los últimos relevistas de la antorcha olímpica que cubrirá esa distancia en una gigantesca piscina.

Y es que los organizadores quieren hacer hincapié en el hecho de que el balneario de Sochi es un lugar único, ya que está bañado por el mar Negro y, al mismo tiempo, está flanqueado por las montañas del Cáucaso.

En las imágenes filtradas se puede ver también un mapa de la vasta geografía rusa, desde el mar Báltico hasta el océano Pacífico, dibujado en el terreno de juego del estadio.

Además, la ceremonia no dará la espalda al pasado soviético, ya que mostrará imágenes de la hoz y el martillo, los rascacielos estalinistas y la legendaria escultura "Obrero y Koljosiana".

Como es habitual, además del espectáculo en sí mismo, la gran incógnita de la ceremonia será la identidad del deportista que encenderá el pebetero olímpico.

El presidente ruso, Vladimir Putin, aseguró ayer que no será él el elegido para encender el pebetero, momento cumbre de la apertura que podrá ser vista por televisión por más de tres mil millones de personas.

"Yo no soy un representante de los deportes de invierno. Soy simplemente un aficionado. Nosotros tenemos extraordinarios deportistas que son conocidos en todo el mundo. Yo no me inmiscuyo en el proceso de selección", afirmó.

Desde que Putin diera el pistoletazo de salida al maratoniano relevo al encender la llama olímpica en la Plaza Roja el 6 de octubre de 2013, la antorcha ha recorrido decenas de miles de kilómetros.

Entre otras hazañas, la antorcha viajó al espacio, aunque sin llama olímpica, ya que el fuego está prohibido en la Estación Espacial Internacional, al Polo Norte y al lago Baikal, el más profundo del planeta.

Éste es el relevo más largo de la historia de los Juegos de Invierno, ya que al concluir habrá recorrido más de 65 mil kilómetros a manos de 14 mil relevistas y a través de 130 ciudades de las 83 entidades federadas que componen este país eurasiático.

La antorcha, que fue portada por deportistas, cosmonautas, políticos, artistas, niños y hasta un anciano de 101 años, llegará al estadio tras 123 días de singladura.

ald