SOCHI.- El presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), el alemán Thomas Bach, alabó al presidente ruso Vladimir Putin, gran artífice de los Juegos de Sochi 2014, por su labor para sacar las justas invernales a flote.

En curso de un encuentro con miembros del COI en Sochi, entre las orillas del Mar Negro y las montañas del Cáucaso, Putin hizo de cicerone perfecto: le mostró leopardos que van a ser reintroducidos en la región.

De igual modo llevó en su propio vehículo todo terreno al francés Jean-Claude Killy, presidente de la Comisión de Coordinación de los Juegos Olímpicos, y a Gilbert Felli, director ejecutivo del COI, a la reserva natural situada en las montañas de Sochi.

Rusia ha puesto en marcha un programa de reintroducción de leopardos persas en las montañas del Cáucaso, en una medida que busca mostrar que la organización de los Juegos no hace mal al medioambiente, cuando las Organizaciones No Gubernamentales (ONG) de defensa de la naturaleza denunciaron importantes daños.

En el encuentro con personalidades del COI estuvo Olegario Vázquez Raña, presidente de la Federación Internacional de Tiro Deportivo y miembro permanente del Comité Olímpico Internacional.

En la ceremonia oficial de presentación de los miembros del COI al presidente ruso, quien hizo de estos Juegos un símbolo mayor del regreso de Rusia a la primera fila de la escena internacional, el presidente Thomas Bach, cubrió de elogios al mandatario.

“Pienso que sin su implicación personal todo esto no habría sido posible”, declaró Bach. “Usted hizo todo lo que hacía falta para que los deportistas participen en los Juegos Olímpicos de Invierno. Cumplió todas sus promesas hechas al Comité Olímpico Internacional hace siete años”, cuando Sochi fue designada para organizar los Olímpicos.

Putin, quien hizo de estos Juegos una operación de prestigio, había declarado que no estaba implicado en la elección de la personalidad que encenderá el pebetero de la llama olímpica en la ceremonia de apertura.

El encendido de la llama olímpica en el nuevo estadio Fisht será el elemento final de la ceremonia de inauguración, retransmitida al mundo, pero la identidad del personaje elegido para esta tarea no se conoce.

 

El COI recuerda atentado en Volgogrado

El presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Thomas Bach, rindió homenaje a las víctimas de los recientes atentados en Volgogrado durante una visita a la Villa Olímpica de los Juegos de Sochi.

Bach, quien fue elegido presidente del COI en septiembre, también dijo que son bienvenidas a los Juegos personas con distintas “visiones”.

Rusia generó críticas y llamados a boicotear los Juegos al prohibir, en junio de 2013, la difusión de propaganda homosexual a los menores. Los críticos han calificado la ley como discriminatoria y un atentado contra los derechos a la libre expresión.

“Recordamos y lloramos a las recientes víctimas de Volgogrado”, dijo Bach en la sede de los deportistas, con la presencia del viceprimer ministro ruso, Dmitry Kozak, y las principales autoridades del COI.

Los atentados con bomba de diciembre, en los que murieron 34 personas, tenían como objetivo sabotear los Juegos, en los cuales el presidente Vladimir Putin ha apostado su reputación y la de su país.

Los Juegos, que se realizarán en la turística ciudad del Mar Negro, significaron una inversión 50 mil millones de dólares y se celebrarán bajo una intensa seguridad debido a la amenaza de extremistas islámicos.