BARCELONA, 5 de febrero.- El Barça, tras la derrota hace unos días ante el Valencia (2-3) y la pérdida del liderato en la Liga después de 59 jornadas consecutivas, medirá su fortaleza mental ante la Real Sociedad, que desea llegar con vida a la vuelta de las semifinales de la Copa del Rey.

Es un momento importante de la temporada. No hay tiempo para las dudas, porque en unos días el equipo del Tata Martino se juega su continuidad en la Copa y su futuro en la Champions, con la eliminatoria de octavos de final ante el Manchester City.

Frente a la Real Sociedad, los blaugranas necesitan reponerse y que vuelva a aparecer el mejor Leo Messi, una mayor fiabilidad defensiva, más contundencia al ataque y mayor control en el mediocampo, donde la poca presencia de Sergio Busquets también se notó ante el Valencia.

Para el encuentro de ida de las semifinales de la Copa del Rey, Martino dispone de toda la plantilla con excepción de Neymar, quien acelera la recuperación de su lesión en el tobillo, y de los lesionados Oier y Dos Santos, quienes continúan con la recuperación de sus operaciones.

La Real Sociedad visita el Camp Nou con el objetivo de conseguir un resultado que le permita afrontar con vida el encuentro de vuelta, la próxima semana en Anoeta.

Los antecedentes en el estadio azulgrana son tan negativos que todo lo que sea un resultado ajustado se verá con buenos ojos desde San Sebastián.

La Real viene de recibir sendas derrotas en dos de sus cuatro últimas salidas entre Liga y Copa: 5-1 en Villarreal y 4-0 en el Calderón, por lo que la cautela es máxima para la visita a Barcelona. El mexicano Carlos Vela está convocado para el partido.