CIUDAD DE MÉXICO, 5 de febrero.- Desde hace tiempo, Agustín Manzo, vicepresidente deportivo del Cruz Azul, había advertido que La Máquina necesitaba un salto de calidad ofensivo para poder sobresalir con garantías. Manzo explicaba que, a pesar de ser regular en su clasificación a las liguillas, el equipo debía plantearse más objetivos a corto plazo antes de pensar en el título. Todo eso ha empezado a darse desde la llegada del técnico Luis Fernando Tena, aunque la directiva no acelera la marcha y prefiere seguir por el camino andado.

“La verdad que es la consecuencia del buen trabajo que se ha hecho, el equipo está jugando bien y por algo estamos de líderes. Tena tiene la virtud de que es un técnico con mucha capacidad, tiene una herencia (de la etapa de Guillermo Vázquez) que supo manejar muy bien y el camino está hecho. Él y su cuerpo técnico han trabajado 24 horas al día pensando cada momento en lo que tienen que hacer y lo están haciendo correctamente”, explicó.

En cuatro etapas diferentes con el cuadro celeste, el Flaco Tena ya igualó su mejor arranque en cuanto a cantidad de puntos: en el Verano e Invierno 1998 sumó cinco partidos invicto, con cuatro triunfos y un solo empate, misma situación que en el Clausura 2014. Los números resultan alentadores para Manzo, sumándole que apenas han permitido un gol en contra y además son la mejor ofensiva con nueve tantos.

“Es una realidad, los números están ahí. El funcionamiento del equipo ha sido muy adecuado. Falta camino por recorrer y en principio vamos bien, pero tenemos que estar pensando en el futuro porque vienen dos torneos (Liga y Concachampions)”, agregó Agustín Manzo.

A propósito de las 12 fechas que quedan por jugar en la Liga, el directivo descartó que sea una obsesión quedarse con el liderato, pero sí  insistió en que el propósito principal es llegar en el mejor momento futbolístico para las instancias finales.

“Es un objetivo jugar bien, comprometerse y cuidarse lo mejor posible para poder llegar en el mejor momento al final del torneo. Cada uno en su posición debe hacer lo mejor posible las cosas y estar pendiente de todos los detalles. Hoy (ayer) regresaron a los entrenamientos Chaco y Gerardo Flores, están en franca recuperación y el cuerpo técnico decidirá si juegan el próximo domingo (ante Atlante)”, mencionó.

En el caso de Gerardo Torrado, capitán de La Máquina, Manzo confirmó que “serán de cuatro a seis semanas de recuperación, hay que darle tiempo para que se vaya reponiendo. Una fractura debe llevar un proceso de recuperación”. 

Por otro lado, ante la negativa de Carlos Vela de disputar con la Selección Nacional el Mundial de Brasil, propuso a Giménez como candidato a suplirlo: “Chaco es un jugador que puede pelear un puesto en la Selección. Si es considerado por (el técnico) Miguel Herrera sería magnífico para él y para la institución. Me da tristeza que un jugador como Vela no quiera estar en el Tri”.