CIUDAD DE MÉXICO, 2 de febrero.- Los Halcones Marinos de Seattle consiguieron la anotación más rápida en la historia del Super Bowl con la colaboración del jugador Manny Ramírez, de padres inmigrantes mexicanos.

Peyton Manning arrancó el partido con el pie izquierdo: la primera jugada en formación fue un safety. En cosa de 12 segundos, los Halcones Marinos se adelantaron tras un despiste entre el centro Manny Ramírez y Manning.

La entrega del balón por parte del centro Ramírez tomó desprevenido al mariscal de campo de los Broncos que apenas se acercaba a la línea ofensiva y no tenía las manos listas para recibir. El balón fue recuperado por el running back, Knowshon Moreno, en la zona de anotación para un safety.

Fue la anotación más rápida en la historia del Super Bowl, superando por dos segundos una devolución de despeje de Devin Hester para un touchdown en 2007.

ald