CIUDAD DE MÉXICO, 2 de febrero.- Ha sido un encuentro apasionante desde que nació en 1967. El Super Bowl, en su inicio llamado “Juego por el Campeonato AFL vs. NFL”, es el evento más visto en Estados Unidos, por encima de lo Premios Oscar, la Serie Mundial de Beisbol o las 500 Millas de Daytona... no por nada, el costo de 30 segundos de publicidad  durante la transmisión anda en  los 4.5 millones de dólares.

El nombre Super Bowl se le ocurrió a Lamar Hunt, propietario de Jefes de Kansas City y fundador de la vieja Liga Americana (AFL, por sus siglas en inglés); se dice que la idea le vino a la mente cuando vio jugar a su hijo pequeño con una pelota a la que el infante llamaba “Superball”.

Han sido 47 ediciones sin interrupción y esta tarde se llevará a cabo la número 48 y, por primera vez, la sede será Nueva York/Nueva Jersey, en condiciones atípicas dado que usualmente el partido grande se ha disputado en ciudades con clima templado en esta época del año, como Miami, San Diego o Tampa.

El servicio meteorológico local informó que al inicio del partido (17:30 horas, tiempo del centro de México), un sistema de baja presión estará dejando el área de Nueva Jersey, por lo que se espera que exista nevada por la mañana, mas no a la hora del encuentro.

Respecto de la evolución de este colosal cotejo, fue en 1971 cuando se enfrentaron por primera vez  la Conferencia Americana (antigua AFL), y la Conferencia Nacional (antigua NFL), dentro de la National Football League (NFL).

En ese mismo año se decidió bautizar al trofeo que se entrega al ganador con el nombre de Vince Lombardi, en honor al fallecido head coach de Empacadores de Green Bay, quien fue el primer entrenador en jefe en conquistar el Super Bowl, repitiendo además la hazaña en la segunda edición del mismo.

La seguridad es un tema recurrente hablando de eventos celebrados en la Unión Americana, especialmente en el área de Nueva York.

Para hoy serán desplegados 3,000 guardias de seguridad privada en torno del MetLife Stadium,  en el que se darán cita más de  80,000 aficionados y 5,000 integrantes de los medios de comunicación.

Habrá naves de la Guardia Costera y el estadio también será sobrevolado por aviones equipados con sistemas infrarrojos y de visión nocturna.

En lo que respecta al público, todos los artículos con los que ingrese cada persona deberán estar a la vista de la policía.

Se informó también que si los aficionados desean llevar un bolso o una mochila mayor a 11 por 16 centímetros, éste deberá ser de plástico transparente. Incluso la basura debe sacarse en bolsas con estas características.

En lo que se refiere a la transmisión por televisión, los aficionados estarían viendo alrededor de 32 minutos de publicidad.

Para colocar un comercial de 30 segundos durante el partido las grandes empresas han tenido que desembolsar alrededor de 4.5  millones de dólares, pero además han tenido que gastar sumas considerables en contratar actores estelares y producir sus anuncios para lograr mayor impacto en el máximo escaparate que se presenta año con año para ello.

Así, en los cortos comerciales aparecerán figuras de la farándula como Arnold Schwarzenegger, Scarlett Johansson, David Beckham o Carmen Electra.

Es un evento que trasciende al deporte, aunque el cotejo no deja de ser el meollo del asunto: en este caso, a escena van Broncos y Halcones Marinos.