CIUDAD DE MÉXICO, 2 de febrero.- Halcones Marinos logró su segundo arribo a un Super Bowl no solamente por el incondicional apoyo de su afición, el armado del equipo que ha logrado una defensa multifacética y un ataque terrestre poderoso, ha sido parte de un proceso.

El coach Pete Carroll y el gerente general John Schneider tuvieron la visión de ver prospectos que otros equipos dejaron pasar en posiciones inesperadas.

A todas luces Russell Wilson fue una gran selección para un jugador de tercera ronda, a pesar de que varios equipos habían apostado por él, nadie se atrevió a tomarlo en primera instancia.

Mientras que las selecciones de Bruce Irvin, Bobby Wagner, Richard Sherman, Kam Chancellor y Earl Thomas, hablan bien sobre el gran trabajo de oficina.

Incluso, de los cuatro equipos que disputaron los Juegos de Campeonato, Seattle es la franquicia con la menor cantidad de jugadores que llegaron vía agencia libre, además de ser el equipo más joven con un promedio de edad menor a los 26 años (25.9).

Carroll y su staff trabajó en las habilidades de sus jugadores, y los colocó en las posiciones en las que sabían tendrían éxito.

Desde la llegada de Pete Carroll al equipo previo a la temporada de 2010, solamente cuatro jugadores de aquella campaña siguen en Seattle, y tres son clave en el desarrollo del equipo.

El centro Max Unger (elegido al Pro Bowl), Brandon Mebane y Red Bryant son clave en la buena defensa de Seattle en jugadas contra la carrera. El otro es el pateador de despejes, Jon Ryan.

En 2010, cuando Carroll fue contratado, Seattle seleccionó al safety All Pro, Earl Thomas, a otros dos jugadores de Pro Bowl  como el otro safety, Kam Chancellor, y el tacle Russell Okung.

Adquirieron a otros dos jugadores valiosos como el esquinero Walter Thurmond y el receptor Golden Tate.

Además ficharon en cambio a Marshawn Lynch, y lo mismo hicieron para adquirir a Chris Clemons, un buen tacle que presiona constantemente a los quarterbacks. Así, Carroll y Schneider armaron un equipo con base en su defensa con jugadores muy físicos.

El inicio del draft de 2011 fue muy malo, pero adquirieron en rondas posteriores a uno de los mejores y más versátiles linebackers en la liga como K.J. Wright, y al esquinero Richard Sherman en quinta ronda.

Además Byron Maxwell y Malcolm Smith  también han funcionado mucho para el equipo.

Para 2012 llegó Russell Wilson, y el equipo apuntaló algunas zonas con la llegada de buenos agentes libres.

El ala defensiva Cliff Avril fue un agente libre que llegó a buen precio, y Travaris Jackson como pasador suplente.

El receptor Percy Harvin llegó a Seattle vía agencia libre para apuntalar a una ofensiva, aunque por lesiones sólo pudo jugar en un partido de temporada regular y en otro de playoffs.

Por si fuera poco, el bajo costo de la nómina de Seattle, le da margen de traer buenos elementos para la temporada 2014.