TRES CANTOS, Madrid, 1 de febrero.- El mundo del futbol español y del Atlético de Madrid honró hoy a Luis Aragonés, fallecido hoy a los 75 años, en el Tanatorio de la Paz de Tres Cantos (Madrid), donde acudieron numerosos ex compañeros, personalidades del deporte y jugadores a los que entrenó en su amplia trayectoria como técnico.

"Es un día muy triste porque se ha ido un gran amigo", dijo Adelardo Rodríguez, uno de los muchos jugadores que compartieron años y años de éxitos con él en el terreno de juego en el Atlético de Madrid, con el que Luis ganó tres Ligas (1965-66, 1969-70, 1972-73) y dos Copas de España (1965 y 1972) como futbolista.

Una Liga, dos Copas de España y una Copa Intercontinental lucen en su palmarés como técnico del Atlético de Madrid, al igual que la Eurocopa de 2008 en su paso por la selección española.

"Como persona, superaba sus éxitos deportivos. Era un modelo y es un entrenador que ha dejado muchas cosas en el recuerdo para este país. Es de esos jugadores y entrenadores que han pasado a la historia porque han dejado una huella muy profunda en el futbol", valoró Alejandro Blanco, presidente del Comité Olímpico Español.

En el tanatorio de la Paz, donde mañana será enterrado, José Ignacio Wert, ministro de Educación, Cultura y Deporte, y Miguel Cardenal o Ángel María Villar, presidentes del Consejo Superior de Deportes y de la Federación Española de Futbol, respectivamente, también se despidieron de Luis Aragonés.

"Es un día triste para el futbol mundial, porque Luis tenía su repercusión en todos los rincones del mundo, y para el futbol español. Yo tengo muchas anécdotas con él. Le llevo en el corazón y le llevaré siempre, porque es un hombre de los nuestros, un gran profesional, que las 24 horas del día, hasta cuando estaba durmiendo, se preocupaba y pensaba en este deporte", dijo Villar.

Ana Botella, la alcaldesa de Madrid, también transmitió el pésame a la familia. "Desde luego que el Ayuntamiento de Madrid hará un homenaje a Aragonés. Me parece que es muy buena idea poner su nombre a 'La Peineta' (nuevo estadio del Atlético) y desde luego estamos abiertos. Me propongo llevar al próximo pleno del Ayuntamiento de Madrid una calle en su memoria", afirmó a su entrada al tanatorio.

La representación institucional del Atlético la encabezaron Enrique Cerezo y Miguel Ángel Gil Marín, presidente y consejero delegado, respectivamente. "Es uno de los grandes personajes de la historia del futbol y un mito en el club", dijo el segundo.

"Hemos pedido autorización a la familia para hacer un funeral para que todos los atléticos se puedan despedir de él. Queremos pedir permiso a la Almudena para poder hacerlo la semana que viene con el único fin de que todos los atléticos puedan demostrar el cariño y el respeto como un mito y como un personaje relevante de la historia del club se merece", añadió Gil Marín.

"Hemos perdido a un gran futbolista, un gran entrenador y una gran persona. En el Atlético de Madrid ha sido todo. Luis tiene que permanecer en la memoria de todos los atléticos y que nadie dude de que en el nuevo estadio del Atlético de Madrid tendrá su momento, su lugar y su sitio", desveló Cerezo.

Ex jugadores y amigos como Adelardo, Armando Ufarte, Pepe Navarro, Miguel San Román, Isacio Calleja, Rodri, Martínez Jayo o Enrique Collar y una representación de la actual plantilla del Atlético con el entrenador Diego Simeone, Mono Burgos, Juan Vizcaíno, el capitán Gabi Fernández y el delantero David Villa, campeón de Europa en 2008 con Luis, también arroparon a la familia del ex seleccionador.

Igualmente, futbolistas a los que dirigió en el Atlético, como Luiz Pereira, Juan José Rubio, Alfredo Santaelena, Carlos Aguilera, Abel Resino o Toni Muñoz, y en la selección española, campeona a sus órdenes en la Eurocopa de Austria y Suiza 2008, como Sergio Ramos, Xabi Alonso, Álvaro Arbeloa o Iker Casillas, además del actual seleccionador, Vicente del Bosque.

"Es un día muy triste, es una persona de la familia del futbol que ha hecho mucho por este deporte. Fue un excelente jugador, buenísimo, después con una carrera larga y brillante como entrenador también y que como seleccionador es el que marcó el camino de los últimos éxitos de la selección española", destacó Del Bosque.

"Se nos va un grande. Todos los recuerdos que tengo con Luis son muy buenos, tengo miles de anécdotas que se quedan dentro del vestuario y que se quedan para él y para mí. Era una persona muy alegre, muy directa, que siempre te ayudaba, que se ponía en la piel del futbolista y eso es lo que le ha hecho diferente", dijo Ramos.

"Yo me quedaría con su honradez y su profesionalidad. Es un ejemplo para las futuras generaciones", declaró Emilio Butragueño, director de relaciones institucionales del Real Madrid en el tanatorio de la Paz de Tres Cantos, el lugar donde el mundo del deporte y del futbol honró hoy a Luis Aragonés.

ald