NUEVA YORK, 31 de enero.- El próximo domingo 2 de febrero, los Halcones Marinos de Seattle y los Broncos de Denver se verán las caras para decidir quién será el campeón de la NFL, pero cada esquipo tendrá algunas claves para alzarse con el triunfo en el Metlife Stadium.

Cuando los Halcones Marinos (15-3) tengan el balón:

Lo que les tiene aquí es dar el zarpazo en el momento preciso con jugadas fulminantes.

El running back Marshawn Lynch (24) ha estado incontenible en los playoffs tras un flojo desempeño en la parte final de la temporada regular. Acumuló 109 yardas, con promedio de cinco por acarreo, ante la recia defensa de San Francisco en el duelo por el título de la Conferencia Nacional. Su carrera de 40 yardas precipitó la reacción de Seattle y se dio gusto ante Nueva Orleans la semana previa.

Denver ha mejorado su defensa contra el juego por tierra, encabezado por Terrance Knighton (94), Danny Trevathan (59) y Wesley Woodyard (52).

La formación que se encarga de proteger al mariscal Russell Wilson (3) ha pasado sus apuros en la campaña, pero respondió bien ante los 49ers. Los Broncos no son tan fuertes en cuanto a defensa y, sin el linebacker Von Miller, ahí pueden ser vulnerables.

Pero tienen marca de 10-0 sin Miller, ya que Trevathan ha levantado su nivel de juego, al igual que el defensive end Jeremy Mincey (57) y los linebackers Shaun Phillips (90) y Robert Ayers (91).

Seattle cuenta con una línea ofensiva, con el centro Max Unger (60) y el tackle Russell Okung (76), que no da respiro.

Pero los Halcones a veces sufren para proteger cuando Wilson busca el pase; fue derribado cuatro veces por San Francisco. Phillips encabezó a los Broncos con 10 derribos durante la temporada y dos más en los playoffs.

La clave es que Wilson se mantenga en el interior. Si le dan espacios, fácilmente puede generar grandes jugadas ya sea corriendo o lanzando pases.

Pese a lo que algunos detractores sostienen, Wilson tiene a quien tirarle. Doug Baldwin (89) se ha destacado en los playoffs y Golden Tate (81) también ha estado formidable como wide receiver. El tercer wide receiver Jermaine Kearse (15) atrapó el pase de touchdown de 35 yardas para los puntos que marcaron la diferencia en la victoria la semana pasada.

La menguada secundaria de Denver supo controlar a Tom Brady en la final de la Conferencia Americana, pero Champ Bailey (24), Tony Carter (32) y Dominique Rodgers-Cromartie (45) tendrán una misión más exigente que ante Nueva Inglaterra.

No hay que subestimar las habilidades de los tight ends Zach Miller (86) y Luke Willson (82) para librarse de marcas y aportar. Y si el receptor y pateador Percy Harvin (11) se recupera de una conmoción sufrida ante los Santos, pues añade más velocidad a los Halcones.

Cuando los Broncos (15-3) tengan el balón:

Los Halcones fueron el mejor equipo defensivo de la liga. Permitieron la menor cantidad de puntos esta temporada, 231 puntos. Pero Denver se cansó de anotar, con 606 para quebrar el previo récord de la NFL.

Seattle también tuvo la mejor defensa contra el pase, lo cual es la especialidad de Peyton Manning (18). Se da por hecho que este será el renglón clave del partido.

Si la secundaria, liderada por el cornerback Richard Sherman (25) y el safety Earl Thomas (29), complementados por Kam Chancellor (31) y Byron Maxwell (41), puede tapar al batallón de receptores que dispone Manning en las cobertura de hombre a hombre, los Halcones quedarían en excelente posición. Denver no ha enfrentado a un ataque con semejante talento, en la que también hay que mencionar a los nickelbacks Walter Thurmond (29) y Jeremy Lane (20).

Pero Seattle tampoco ha enfrentado a un quarterback como Manning, cuyo partido de 400 yardas ante Nueva Inglaterra ratificó su sensacional temporada.

Manning tratará de lanzar a sus receptores Demaryius Thomas (88) y Eric Decker (87) en condiciones favorables por las bandas y con Wes Welker (83) y el tight end Julius Thomas (80) por el medio. Los Halcones tratarán que sus linebackers Bobby Wagner (54) y Malcolm Smith (53) permanezcan en el terreno lo máximo posible.

Los Broncos también saben acarrear el ovoide. Resta por ver si podrán hacer ante Seattle, que limitó a 161 yardas a los 49ers, terceros de la liga en acarreos, y 130 correspondieron a Colin Kaepernick.

Seattle debe estar pendiente del infatigable Knowshon Moreno (27). Lo que hace Moreno como un receptor desde el fondo permite que Manning disponga de hasta cinco blancos que atraparon más de 60 pases. Los cinco anotaron 10 o más touchdowns.

La línea protectora toleró apenas 20 derribos, y ninguno en la postemporada. Louis Vásquez, Orlando Franklin y Manny Ramirez son auténticos muros y deberán plantarse más firmes ante los embates de Seattle.

Equipos especiales:

El pateador de Denver Matt Prater (5) batió el récord de la NFL con un gol de campo de 64 yardas. No debería pasar dificultadas con el viento que debe soplar en el MetLife.

Steven Hauschka de Seattle también es fiable, pero su alcance no es el mismo al de Prater. Pero convirtió 17 de sus 18 intentos de goles de campo desde 40 yardas o más.

Con el ataque de Denver a todo vapor, Britton Colquitt apenas ha tenido que realizar un despeje en los playoffs. Su colega de Seattle Jon Ryan rara vez no deja la pelota dentro de la 10.

Seattle espera recuperar a Harvin, alguien que en cualquier momento puede escaparse en una devolución. Por Denver, Trindon Holliday también puede desprenderse, pero despierta dudas en cuanto a que puede retener el balón.

Entrenadores:

Pete Carroll (Seattle) y John Fox (Denver) tomaron las riendas de equipos a la deriva y ahora están en un Super Bowl. Ambos son grandes motivadores.

La especialidad de los equipos de Carroll es defensas agresivas. Tuvo algo de éxito cuando dirigió a los Patriotas y después conquistó dos campeonatos nacionales con la Universidad del Sur de California.

Fox, quien se perdió un mes tras someterse a una cirugía en el corazón, cuenta con Manning y éste no necesita de mucha orientación. Lo de Fox es la defensa, aspecto en el que los Broncos no han sido fuertes.

Otros factores:

Manning es uno de los jugadores más destacados de temporada regular en la NFL. Pero su marca en el Super Bowl es de 1-1. Eli, su hermano menor, está 2-0. Eli acudirá para alentar a Peyton, quien estuvo en Indianápolis hace dos años cuando su hermano derrotó a los Patriotas para conseguir su segundo campeonato.

Existe la posibilidad, quizás remota, que Peyton quiera imitar el ejemplo de John Elway y se retire tras conseguir su segundo campeonato. Elway, actual vicepresidente ejecutivo de los Broncos, no cree que eso ocurrirá.

Los Halcones Marinos perdieron en su anterior Super Bowl, lo que acentúa su ambición. También saben que en Super Bowls entre ofensivas potentes y defensas asfixiantes, el equipo defensivo usualmente gana.

ald