HERMOSILLO, 31 de enero.-  Los Naranjeros de Hermosillo representarán a México en la Serie del Caribe 2014 con el objetivo de ganar el segundo título consecutivo para el país y el tercero en los últimos cuatro años.

El representativo mexicano llega al Clásico Caribeño, que  se realizará en Isla de Maragarita, Venezuela, con bajas sensibles como la del campeón de bateo Jerry Owens, así como los lanzadores Fernando Salas y Barry Enright.

Pero en total llevan 14 refuerzos, tomando en cuenta  los que obtuvieron en los playoffs  para conformar un roster de 28 peloteros con los que  enfrentará el torneo.

Su cuerpo de abridores tendrá a Juan Salvador Delgadillo, Salvador Robles, Nathan Reed, Alfredo Aceves y Bryan Evans. Todos a excepción de Aceves lanzaron dos veces en la Serie Final y llegarán cansados a la Serie del Caribe por lo que podría cargarse demasiado el trabajo al cuerpo de abridores que si bien es poderoso está debilitado ante la salida del estelar Fernando Salas.

Jason Urquídez, Dennys Reyes, José Cobos, José Manuel López y Óliver Pérez lideran el cuerpo de relevistas que parece ser la mayor fortaleza de este equipo.

A la ofensiva han llamado a Chris Roberson para suplir la ausencia de su primer bate Jerry Owens, sin embargo, la falta de velocidad en la alineación sigue siendo notable.

La receptoría será de Jonathan Aceves un buen defensivo que aporta poco con el madero y tendrá el apoyo del veterano Adán Muñoz y del refuerzo Sebastián Valle sin duda el mejor bateador de los tres.

En el infield hay mucha veteranía, en primera base estará Luis Alfonso García Carlos Gastélum en segunda base y en la antesala Yunesky Sánchez, Daryle Ward  sería el bateador designado y el veterano Héber Gómez compartirá las paradas cortas con Gil Velázquez, quién podría ser una revelación en esta Serie del Caribe.

Los jardines han sido totalmente modificados el manager Matías Carrillo ha llamado a tres refuerzos en esta unidad y jugará con el cubano Luis Fonseca, Chris Roberson y Jon Webber. Una unidad que cargará con gran parte del peso ofensivo del equipo.