NUEVA YORK, 30 de enero.- Por primera vez en años los boletos para asistir al Super Bowl del próximo domingo entre los Broncos de Denver y los Halcones Marinos de Seattle, han estado a la baja en la reventa.

No es que los boletos estén regalados, pero a unos días del partido el precio promedio de las entradas en la reventa se desplomó en 40 por ciento, a unos dos mil dólares.

"Eso es más barato que la mayoría de los boletos del Super Bowl en los últimos años", dijo en declaraciones a la prensa estadunidense Will Flahertty, director de ventas online de la firma "SeatGeek".

Muchos se preguntan si pueden conseguir un boleto más barato y están a la espera de que los precios bajen aún más, de acuerdo con Flahertty, quien no duda que el frío que se espera para el día del juego sea una de las razones de la baja.

Muchos de los aficionados prefieren ver el juego en casa, en lugar de desafiar las temperaturas bajo cero en un estadio al aire libre, explicó.

Los precios han bajado tanto que a principios de semana una firma ofreció un boleto en 585 dólares, uno de los precios más bajos de reventa para un boleto de Super Bowl registrado desde 2002.

Lance Patania, presidente de Prominent Tickets, de Nueva Jersey, dijo que su empresa ofrecía boletos de 800 dólares a mil 200 dólares. En otros años ese boleto se cotizaba ya en dos mil 300 o dos mil 500 dólares.

"Este tipo de boletos nunca habían estado tan baratos a estas alturas en los últimos 25 años", advirtió Patania. Los precios oficiales de la NFL para el juego son 800, mil, mil 200 y dos mil 500 dólares, de club bajo techo.

Unos mil boletos de a 500 dólares fueron puestos en una lotería. Esa cifra está por debajo de los 650 dólares de la misma lotería del año pasado en Nueva Orleans, y los boletos sólo fueron 500.

El estadio MetLife, que se encuentra a las afueras de Nueva York, tiene una capacidad para 79 mil personas y se encuentra vendido en su totalidad. Para el juego del domingo se esperan temperaturas bajo cero.

La NFL decidió innovar al otorgar a Nueva Jersey-Nueva York la responsabilidad de organizar el juego con todo y los riesgos climatológicos que ello implica.

ald