MADRID, 30 de enero.- El nadador australiano Ian Thorpe, poseedor de 11 títulos mundiales y nueve medallas olímpicas, inició un proceso de rehabilitación en un hospital de Sidney para combatir el abuso de alcohol y la depresión que le acompaña desde hace años, informó hoy el medio local Herald Sun.

Familiares del nadador revelaron al periódico de Melbourne que Thorpe, de 31 años, "permanece bajo el cuidado de especialistas, en su larga y solitaria batalla por asentar su vida después de la competición y su regreso fallido con motivo de los Juegos Olímpicos de Londres", aunque el centro médico y el agente del nadador no han confirmado esta información.

Thorpe, que la pasada semana asistió como público al Abierto de Australia, reconoció en su biografía publicada en 2012 haber padecido durante años una depresión que le había llevado a pensar en el suicidio. El nadador explicó entonces: "He usado el alcohol como una forma de librar a mi cabeza de pensamientos horribles. Era mi forma de gestionar mis estados de ánimo".

ald