CIUDAD DE MÉXICO, 29 de enero.- El representante de México en los próximos Juegos de Invierno de Sochi 2014, Hubertus von Hohenlohe mencionó que, aunque piense en hacer presente al país y promoverlo para que sea visitado con su peculiar traje de competencia, irá a Rusia por una razón deportiva y no a turistear.

  “La razón es deportiva completamente, yo soy un gran esquiador si me ves esquiar no sabes si puedo ganar o no, pero definitivamente no voy como turista olímpico”, mencionó tras el acto de abanderamiento de la delegación que asistirá a los Juegos invernales, además de comentar que irá a “a representar a México, a pasarla bien y a esquiar bien”.

Respecto a su traje y las críticas que ha recibido al respecto, el veterano atleta mencionó que ha sido un acierto para la proyección de México en el extranjero. “(La crítica) Siempre es positiva. Yo nunca he visto que un traje causara tanta publicidad en América o Europa, quizá aquí lo ven de distintas formas, pero que el nombre de México se mencione tanto en las redes sociales en todos los medios ha sido un acierto para un pequeño esfuerzo de diseñar un traje bonito”.

Hubertus von Hohenlohe, además de deportista, es empresario, fotógrafo, conductor de televisión en Europa y cantante,  actividades que le apasionan y que disfruta tanto como esquiar. “Es el talento que sientes dentro y que quieres sacarlo porque una voz interna te dice quiero hacer deporte, música o foto y lo haces”.

Sobre un posible trabajo a futuro para hacer crecer el número de deportistas mexicanos que vayan a este tipo de competencias, von Hohenlohe afirmó que sería vital “una colaboración con alguna montaña importante que apoye a los mexicanos.

 Por su parte, Carlos Pruneda, Jefe de Misión de la de delegación que viajará a Sochi el primero de febrero, comentó que, ante el retiro de Hubertus de las competencias, sería un buen cazatalentos por la experiencia que tiene.

 “Hubertus ya está grandecito. El ojo que tiene es buenísimo, el nos diría quién tiene potencial y quién no. Queremos empezar a trabajar en programas para incluir a niños en el deporte, quienes viven en el extranjero, cerca de la montaña. Ya hubo un chico que participó en las olimpiadas juveniles. Esperamos que en las siguientes ediciones tengamos una representación más grande”, dijo.

Sobre el controvertido traje del atleta, Pruneda expresó que “es una maravilla, una forma de decir soy México y lo represento. Es muy original”.

El Jefe de misión dejó en claro que a pesar de que el traje pueda ser motivo de burla, ellos irán a darlo todo por el país. “Vamos a llevar el nombre de México en alto. Es un honor portar la bandera y aunque lleve ese traje de charro, él lo hace con mucho gusto y orgullo”.

cmb